EPIK

Televisión

'El Hormiguero' volvió a lucir con público en el plató tras más de cien días vacío

El primer programa contó con personal sanitario en sus gradas como homenaje tras el gran esfuerzo que están haciendo en la primera línea de batalla.

'El Hormiguero' volvió a lucir con público en el plató tras más de cien días vacío

‘El Hormiguero’ volvió a llenar sus gradas para lucir con público como venía siendo habitual antes de que se iniciara la crisis sanitaria y el confinamiento debido a la pandemia de coronavirus. El programa de Pablo Motos inauguró la ya conocida como ‘nueva normalidad’ con personal sanitario entre sus asientos tras más de cien días totalmente vacíos. Queda claro que el calor del público es muy importante y que se nota (y mucho) a la hora de llevar a cabo un programa en televisión.

“Este plató dejó de tener público hace 101 días. El primer día que volvimos a hacer programa tras la primera semana de confinamiento estábamos muertos de miedo. Todos pensábamos en nuestra seguridad e incluso alguno me dijo que pensaba que me había vuelto loco. Volvimos para que tuvieseis una rutina, una sonrisa. Siempre con medidas de seguridad”, explica el presentador. Y es que desde su regreso a la parrilla de Antena 3, el programa ha cumplido estrictamente con las medidas de seguridad e higiene impuestas por Sanidad.

Distintos miembros del sector sanitario fueron los primeros privilegiados en ocupar nuevamente las gradas de ‘El Hormiguero’. El espacio de Antena 3 buscaba rendir homenaje a todos los sanitarios que se encuentran en primera línea de batalla luchando desde el primer día contra este virus. "Mientras todos huíamos de la COVID-19 quedándonos en casa, ellos se daban la vuelta y luchaban contra él. Nosotros no hemos visto el coronavirus, no hemos visto el miedo en los ojos de los enfermos, no hemos visto el caos, no hemos sentido la impotencia de ver morir a un compañero, no hemos visto cara a cara lo injusta que es la vida. Habéis estado a la altura, vuestra dignidad como seres humanos nos emociona”, decía un Pablo Motos notablemente conmovido.

¿Qué te parece?