EPIK

Cine

¿Por qué 'Death Proof' ha sido el único fracaso en taquilla de Tarantino?

Quentin Tarantino cuenta por qué fracasó 'Grindhouse', el proyecto en el que se aventuró junto a Robert Rodríguez.

¿Por qué 'Death Proof' ha sido el único fracaso en taquilla de Tarantino?

Corría el año 2007 cuando Quentin Tarantino y Robert Rodríguez estrenaban 'Grindhouse', un proyecto que incluía dos películas, 'Planet Terror' y 'Death Proof', y unos tráilers falsos que las unían. Pero lo que pretendía hacerse como un homenaje a las pésimas condiciones que los dobles vivían en el cine 'exploitation', fue todo un fracaso en taquilla.

'Death Proof' tenía todo lo que hace especiales las películas de Tarantino: diálogos tan absurdos como intrigantes (incluso uno en un increíble plano secuencia rodado en una cafetería), mucha música setentera, violencia (siempre estética), planos innumerables de pies de mujeres y un baile que dejó con la boca seca a más de uno. ¿Qué pasó, por tanto, para esta película fuera el único fracaso de Tarantino?

Trece años después de su estreno, el cineasta ha contado en Empire las razones por las que 'Death Proof' no triunfó en taquilla: "Al lanzar Grindhouse, Robert y yo creímos que la gente tenía un poco más claro el concepto de la historia de las películas exploitation dobles. Y no, no lo tenían en absoluto. No tenían idea de qué coño estaban viendo. No significaba nada para ellos lo que estábamos haciendo, así que fue un caso claro de ser too cool for school", cuenta.

Además, Tarantino aprovechó para contar la experiencia que vivió cuando fue a verla al cine por primera vez. "Estaba en Londres haciendo la prensa de la película antes del fin de semana de su estreno. Fui a ver a Edgar Wright y decidimos ir con varios amigos a ver la película en su estreno a Piccadilly. Entramos en el cine y había alrededor de 13 personas allí, en la sesión inaugural de las 8.30. Esa fue una experiencia bastante humillante, pero nos sentamos, la vimos y lo pasamos bien", relata entre risas.

Y es que, sin conocer el trasfondo de lo que eran las películas de género 'grindhouse' en la época de los 70 (cine de terror, violento, bizarro, erótico y todo ello con bajo presupuesto), las cintas de Rodríguez y Tarantino pierden su esencia.

Eso sí, no ha sido la única vez que el cineasta tira de materia de historia cinematográfica en sus obras. De hecho, para su último estreno, 'Once upon a time in Hollywood', trató de advertir al público de lo que tenían que hacer antes de ver a Brad Pitt y Leonardo DiCaprio en la gran pantalla: hacer el visionado de una lista de diez películas.