ACTUALIDAD

El Pentágono no tiene explicación para 120 objetos avistados

El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha elaborado un informe, por el momento preliminar, en el que no se puede confirmar el origen de 120 avistamientos.

El Pentágono no tiene explicación para 120 objetos avistados
HANDOUT AFP

El misterio respecto a los objetos voladores no identificados no termina. En todo caso, lo contrario: se incrementa día a día. Si hace unas fechas el Pentágono confirmó que hasta 14 ovnis rodearon un barco de guerra, ahora llega un esperado informe de las agencias de inteligencia de Washington. De momento, se encuentra en manos de altos funcionarios de la Administración.

En este se señala que no se puede afirmar que los objetos vistos por pilotos de la Armada entre noviembre de 2004 y marzo de 2015 (un total de 120) sean naves extraterrestres. Pero tampoco tienen una explicación para confirmar qué son. El informe llega tras la desclasificación de tres vídeos en los que se pueden comprobar dichos fenómenos, que han ido alimentando la teoría de la presencia de vida inteligente en otros planetas.

Lo que sí ha podido determinar este informe es una de las teorías que circulaban sobre estos avistamientos: la mayoría no pertenece a proyectos militares de pruebas de tecnología o armamento de Estados Unidos. "No podemos permitir que el estigma de los ovnis nos impida investigar seriamente esto. El informe es un paso hacia ese proceso, pero no será el último", dijo el legislador republicano, Marco Rubio.

Primeros datos antes del 25 de junio

La primera versión del informe, revisada ya por miembros de alto nivel del Gobierno de Joe Biden, verá la luz antes del 25 junio. Se espera entonces la publicación de información clasificada, con el fin de aportar certezas a las expectativas generadas por esta investigación.

En uno de los avistamientos detectados en San Diego, los pilotos que fueron testigos describieron entonces un comportamiento errático y luces que desafiaban las leyes de la física. Estos salían de un objeto con forma de píldora. Los testimonios del momento aseguran que las naves carecían de motores o escapes visibles y estaban a una altura de más de 9.000 metros, moviéndose a gran velocidad.

Difícil explicación

De acuerdo con New York Times, muchos de los avistamientos registrados tienen una explicación compleja. Se eliminan en todo caso que se debieran a objetos como globos sonda o meteorológicos, pues tenían una trayectoria que no atendía a los cambios de velocidad del viento. Mientras, algunas fuentes apuntan con preocupación que pudiera tratarse de experimentos de potencias como Rusia o China con tecnología supersónica para evadir radares antimisiles.