ACTUALIDAD

Paga extra para los pensionistas en 2022

Durante este último mes, el IPC se ha incrementado un 2,2% respecto al mismo periodo del año anterior y los pronósticos indican que se mantendrá así hasta final del año.

Paga extra para los pensionistas en 2022

Se conoce como inflación al aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios existentes en el mercado durante un periodo de tiempo, generalmente un año. Debido al repunte de este indicador en el presente ejercicio, que ha superado la previsión inicial, el Gobierno tiene previsto compensar a los pensionistas. 

Pese a que en enero ya subieron un 0,9% según la evolución pronosticada por el Ministerio de Economía, entre marzo y abril el panorama ha cambiado por completo. Durante este último mes, el Índice de Precios al Consumo (IPC) se ha incrementado un 2,2% respecto al mismo periodo del año anterior y los pronósticos indican que se mantendrá así hasta final del año.

Anuncio a Bruselas

Por ese motivo, las autoridades españolas han anunciado en el Plan de Estabilidad enviado a Bruselas que harán "una paga compensatoria por una inflación en 2021 posiblemente más alta del 0,9% al que se han revalorizado las pensiones este año".

En la actualidad, las pensiones se actualizan en función de la inflación prevista y se revisa al acabar el año calculando la subida media entre diciembre del año anterior y noviembre. En caso de que se sitúe por debajo, se abona una compensación que evite la pérdida de poder adquisitivo, que es lo que va a ocurrir en 2021.

Factores influyentes

Existen varios motivos que han provocado este incremento de costes. Los combustibles se sitúan en los mismos niveles que estaban antes de la crisis y han aumentado notablemente los precios de la energía y la electricidad. Todos estos factores unidos han invalidado los pronósticos establecidos hace tan sólo unos meses.

Nuevo sistema

Para que no se devalúen, el sistema de revisión de las pensiones está siendo negociado entre la Seguridad Social, los sindicatos y los empresarios. Se pretende que se produzca un aumento anual en función de la inflación pasada, lo que evitará la pérdida de poder adquisitivo, pero tampoco se ganará poder de compra si los precios crecen menos de lo pronosticado.