CORONAVIRUS

Así será HIPRA: la vacuna española de proteína recombinante

La farmacéutica catalana trabaja en un suero que esperan tener aprobado a finales de este año. Constaría de dos dosis y llevaría una tecnología diferente al resto.

Así será HIPRA: la vacuna española de proteína recombinante
LISI NIESNER REUTERS

Un nuevo proyecto de vacuna española avanza paso a paso. La farmacéutica catalana HIPRA continúa en el desarrollo de su vacuna contra el coronavirus, que constaría de dos dosis y se podría adaptar en caso de que vayan apareciendo nuevas variantes, algo que deberán confirmar los ensayos clínicos que empezarán en el próximo mes de junio en el Hospital Clínic de Barcelona y en el Trueta de Girona.

Èlia Torroella, directora de Investigación y Desarrollo de HIPRA, ha detallado en RAC1 los pormenores de esta vacuna, de la que esperan fabricar 400 millones de dosis en el próximo año. El pasado fin de semana el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, visitó las instalaciones de la farmacéutica en Amer (Girona). Junto con las que trabaja el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), es uno de los proyectos de vacuna más avanzados de España.

Como confirmó Torroella, los ensayos clínicos darán comienzo en el mes de junio, primero en el Clínic de Barcelona y más tarde en el Trueta de Girona, aunque esperan añadir más centros más adelante. Si todo va según lo previsto, podría contar con la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) a finales de este año. "Estamos convencidos de que podemos aportar una buena vacuna para controlar la epidemia aquí y en todo el mundo", afirma directora de Investigación y Desarrollo de la compañía.

ARNm y adaptable a variantes

Será una vacuna diferente a las que hay ahora mismo aprobadas por la EMA. Estará basada en una proteína recombinante, diferente a las de Pfizer y Moderna (ARN mensajero) y las de AstraZeneca y Janssen (adenovirus). Esto la convierte en "muy versátil" y apta para inmunizar por primera vez como para ser usada de recuerdo con otros tipos de vacunas.

Según ha confirmado Torroella, confían en que, a la espera de los resultados de los ensayos clínicos, conste de dos dosis y luego una inoculación anual de recuerdo. En caso de que surjan nuevas variantes que escapen a las vacunas, se podría adaptar "en cuatro o cinco meses".

El origen de la visita institucional

Torroella ha desvelado en la entrevista que fue la propia Moncloa quien contactó con ellos para organizar la visita a su sede. Desde hace meses mantienen una comunicación directa y fluida con la Agencia Española del Medicamento y el Ministerio de Sanidad. "Confían mucho en esta vacuna", explica la representante de la compañía, quien asegura que es "la más avanzada de España".