PREHISTORIA

Descubren el número de T-Rex que hubo en la Tierra

Un estudio publicado en la revista Science ha conseguido determinar por primera vez la cantidad de Tyrannosaurus Rex que vivieron en el Cretácico tardío.

Descubren el número de T-Rex que hubo en la Tierra
WILL DUNHAM REUTERS

El Tyrannosaurus Rex fue el más temible de cuantos dinosaurios habitaron la Tierra hace miles de millones de años. Después de muchos estudios en torno a esta peligrosa especie carnívora, un estudio publicado en la revista Science confirma que llegó a haber 2.500 millones en el Cretácico tardío.

En base a cálculos sobre el tamaño corporal, la madurez sexual y las necesidades energéticas de la especie, un equipo de investigadores de la Universidad de California determinó el número de T-Rex que vivieron durante 127.000 generaciones. Hasta la fecha había sido imposible establecer un censo de animales extintos, pero Charles Marshall, director del Museo de Paleontología de la universidad que realizó el estudio, lo ha conseguido junto a su equipo gracias a un modelo de estimación.

Este consiste en el estudio de los fósiles y la relación entre la masa corporal y la densidad de población observada en animales vivos. Los hallazgos de la investigación indican que casi 20.000 ejemplares de Tyrannosaurus Rex convivieron simultáneamente en un momento dado. En total se han encontrado cerca de 100 fósiles de T-Rex en todo el mundo, de los cuáles 32 contaban con material genético suficiente para pensar que eran adultos.

Siete toneladas de peso

Para poder avanzar en su estudio y calcular el número de esta especie que existieron emplearon la conocida como Ley de Damuth (del profesor John Damuth, de la Universidad de Santa Bárbara), que relaciona la masa corporal de una especie con la densidad de población de animales vivos. "Nuestros cálculos dependen de la Ley de Damuth pero hemos considerado la variabilidad ecológica. Se puede aprender mucho del registro fósil sobre especies extintas", asegura Marshall.

Como parte del estudio, se calificó al T-Rex como un depredador con un requerimiento de energía entre un león y un dragón de Komodo. Así, cuanta más energía se requiere, menos densa sería su población. Junto con los restos hallados, estimaron que la madurez sexual se daba entre los 14 y los 17 años y su masa corporal promedio de los adultos, que podía llegar hasta las siete toneladas.

Con estas estimaciones, calculan que la edad media de cada generación era de unos 19 años (con un máximo total de 28 años), mientras que la densidad de población fue de un dinosaurio por cada 100 kilómetros cuadrados. En cuanto a su rango geográfico, era de 2,3 millones de kilómetros cuadrados y la especie consiguió sobrevivir durante 2,5 millones de años, por lo que se consideró un tamaño de población permanente de 20.000. Durante 127.000 generaciones que vivió el T-Rex, se traduce en cerca de 2.500 millones de ejemplares.

El propio estudio reconoce las incertidumbres en cuanto a la longitud de la generación, el rango y el tiempo que esta especie de dinosaurio vagó por el mundo: la población podría pasar desde los 140 millones a los 42.000 millones, con un valor medio de 2.500 millones.