CORONAVIRUS

AstraZeneca: ¿cuándo se pone la segunda dosis y qué pasa si no se cumple el plazo?

La vacuna británica está suscitando muchas preguntas después de que varios países parasen la administración. En España se administra a personas de 60 a 65 años.

AstraZeneca: ¿cuándo se pone la segunda dosis y qué pasa si no se cumple el plazo?
María José López - Europa Press Europa Press

La vacuna británica AstraZeneca no deja de ser noticia. Si al principio fue el hecho de los moderados efectos secundarios que provocaba su administración, el descubrimiento de unos casos de trombos y la posterior paralización durante una semana en varios países europeos ha acabado por colocar a la vacuna en el punto de mira.

La vacuna británica fue extendida para las personas de entre 55 y 65 años, pues hasta la paralización de hace unas semanas solo se venía administrando hasta los menores de 55 años de los grupos prioritarios. Sin embargo, tras la confirmación de la EMA de una "posible relación" de la vacuna con los trombos, el Consejo Interterritorial de Salud acordó administrarla a personas de entre 60 y 65 años.

La vacuna de AstraZeneca es la segunda más administrada en España ya que, hasta ayer, un total de 2.154.772 dosis han sido inyectadas, aunque solo 97 personas tienen la pauta de vacunación completa. Esa es otra de las dudas que está provocando la vacuna: ¿cuánto tiempo hay que esperar para poner la segunda dosis?

Un plazo de entre 10 y 12 semanas

El motivo por el cual tan pocas personas han recibido la segunda dosis de la vacuna es que el margen para administrarla es muy amplio, pudiendo llegar a los 3 meses. La AEMP informa de que la protección comienza aproximadamente 3 semanas después de la primera dosis de la vacuna y persiste hasta 12 semanas. El documento añade que “se debe administrar una segunda dosis en un intervalo de 4 a 12 semanas después de la primera dosis”.

Por ello, al haberse comenzado a administrar en España la vacuna de AstraZeneca el pasado 6 de febrero, la segunda dosis no sería inyectada hasta principios de mayo a los menores de 55 años de grupos prioritarios.

Aunque parezca complicado que no pueda cumplirse ese plazo al estar comprometidas 31 millones de dosis de la vacuna británica, la falta de dosis es uno de los escenarios que las autoridades podrían prever. En tal caso, muchos españoles estarían en una situación similar a la de los ciudadanos del Reino Unido, donde se decidieron por una estrategia de vacunación masiva de la primera dosis.

En el caso de que una persona se niegue a ponerse la segunda dosis, no pasaría nada, ya que no es obligatoria. Esa persona volvería a la lista de espera, aunque siempre podría mostrarse arrepentido.