ACTUALIDAD

El vino más caro del mundo nace en un pueblo de Cuenca: este es su precio

Es una botella de 16 litros perteneciente a la serie oro de la bodega AurumRed y cuyo precio supera los 340.000 euros debido a las ofertas recibidas.

El vino más caro del mundo nace en un pueblo de Cuenca: este es su precio
AurumRed Youtube

Hace años, una enfermedad le postró en la cama. Lo que no se imaginaba por aquel entonces Hilario García era que esa experiencia le conduciría a elaborar el vino más caro del mundo: una botella de 340.000 euros, cuyo valor no deja de aumentar debido a las elevadas ofertas que hay encima de la mesa por adquirirla, aunque nadie lo ha conseguido hasta ahora.

El elevado precio de su botella estrella radica en la fusión entre arte y vino. Se trata de un envase de 16 litros, el equivalente a 20 botellas de su serie oro, que además está diseñada por Alberto Rodriguez, una joven promesa de la pintura que ha expuesto en la prestigiosa Accedemia di Belle Arti di Fierenze. Estas particularidades han provocado que provocaron que el precio inicial de la botella, a la venta desde mediados de 2020, fuera de 340.000, aunque ahora ha aumentado gracias las ofertas recibidas.

El nacimiento de dos series exclusivas de vino

Antes de la enfermedad, el empresario gestionaba una asesoría fiscal. Tras varias operaciones decidió enfrentarse a un tratamiento experimental con ozono, lo que fue su salvación. Una vez curado, comenzó a investigar los beneficios del ozono tanto en medicina como en veterinaria, hasta que tomó la decisión de probarlo en sus vides. “Cuando naces en las viñas siempre estás ligado a ellas”, explica en Business Insider. Así, en 2009 creó su primer vino, a la vez que comenzó a construir su bodega, AurumRed, ubicada en Las Pedroñeras, un municipio de Cuenca.

En este lugar nacieron de forma simultánea sus dos exclusivas series de vino: la oro y la plata. Cuando vieron la luz, la primera serie tenía un precio de 2.000 euros y la segunda de 200 euros. Pero, el auge del vino y la reventa aumentaron su valor de forma “exponencial” hasta alcanzar los 25.000 euros la serie oro y los 1.250 euros la plata. “El coste lo fija el propio mercado”, asegura García.

Un producto único

Estos vinos, al que hay que añadir uno blanco más económico, de 30 euros, tienen particularidades que influyen en su calidad y su precio. “Mi vino no es como los demás”, insiste el empresario. “AurumRed es el único vino en el mundo que, girando la copa en el sentido de las agujas del reloj, tiene un sabor y aroma distinto que si lo hacemos después en sentido contrario”, cuenta el bodeguero. Además, garantiza que, sin usar elementos químicos, su producto no se avinagra una vez abierto, sino que mejora su sabor según pasan los meses y los años.

Para conservar la calidad de sus productos, García ha realizado una “investigación constante” sobre el vino a lo largo de los años, introduciendo él mismo algunas modificaciones “sobre la marcha”. “Me di cuenta de que las botellas tenían mejor sabor cuando reposaban en vertical en vez de en horizontal, su posición habitual. Llegué entonces a la conclusión de que el secreto estaba en la forma de la botella, que generaba energías piramidales cuando estaba de pie y resulta que eso favorecía el sabor del vino”, reveló en 2018 durante una entrevista para ABC. Es tan meticuloso en la fabricación de su producto que no deja que nadie toque sus vides: “Si se busca un producto extraordinario todo el proceso de elaboración debe ser manual. La presencia de personas influye ya que es muy importante la información que se da al vino”.

Además de la uva, a García le gusta también cuidar a sus clientes. Solo se fabrican 300 botellas al año de la serie oro, y la mitad se reserva durante años para que aquellos clientes que la compraron por primera vez tengan “una botella específica siempre que se la pidan”. Lo mismo sucede con la serie plata, de las que se obtienen unas 6.000 botellas anualmente. Así, solo el que la adquiere en un primer momento puede volver a degustar esa misma cosecha. Sin embargo, estas producciones van a cambiar dentro de poco. Hilario ha anunciado que la compañía está a punto de cerrar un acuerdo por el que buena parte de su cosecha quedará en manos de alguien “muy poderoso”, lo que conllevará un aumento significativo de los precios.

La pandemia ha impulsado su venta

Por lo general, los clientes de AurumRed, además de ser apasionados del vino, “tienenun alto poder adquisitivo”, aunque hay algunos mileuristas han querido“darse el capricho” y han comprado algunas de sus botellas, aunque las pertenecientes a una serie más económica, cuyo precio ronda los 210 euros. Lo que ha notado con la pandemia es que el interés por adquirir productos exclusivos, entre ellos su vino, ha aumentado durante la pandemia: “Esa idea de no saber qué va a pasar con nosotros, ha hecho que la gente se aferre más a ese momento de placer”.

Otro hecho derivado de la pandemia es que la venta a la hostelería se ha reducido: “Con los cierres y las restricciones de movimiento, ahora es el consumidor el que nos compra directamente y lo disfruta en casa”. No obstante, su presencia en la restauración ya era poco habitual antes de la pandemia, pues estos vinos solo se sirven en exclusivos restaurantes de Madrid, Marbella y Valencia. Asimismo, tiene solo un par de puntos de venta en la capital.