ACTUALIDAD

El pan más caro del mundo es español

Pan Piña, ubicada en el municipio malagueño de Algatocín, fabrica un producto que alcanza los 3.700 euros el kilo gracias al oro y plata comestibles de sus hogazas.

El pan más caro del mundo es español
@panalgatocin

El pan más caro del mundo se produce en España, concretamente en el municipio malagueño de Algatocín, según informa el diario Expansión. La panadería Pan Piña, cuyo propietario es Juan Manuel Moreno, fabrica un producto que alcanza los 3.700 euros el kilo gracias al oro y plata comestibles de sus hogazas.

Entre sus clientes, destacan jeques árabes o millonarios rusos. Durante el año 2020, marcado por la pandemia de coronavirus, vendió un total de 96 piezas del alimento, lo que le reportó 142.000 euros en facturación. 

Efectos de la pandemia

Aunque tal y como apunta en el citado medio, también sufrió los efectos de la pandemia: "En 2019 vendimos un total de 112, por lo que hemos notado ligeramente el impacto, aunque más que en las ventas ha sido por la pérdida de ferias internacionales a las que íbamos a acudir a mostrar cómo se elabora, en Tampa (Florida) y Los Ángeles (California) en Norteamérica, Turquía, Colombia...".

El perfil de cliente

Moreno señala en Expansión quiénes son sus clientes, caracterizados por su alto poder adquisitivo: "Compiten con sus amigos para ofrecerles lo mejor y se superan entre sí en sus veladas. Principalmente, les encanta a jeques árabes y a millonarios rusos, aunque los árabes compran el doble de cantidad".

El verano atrae clientes

El panadero también explica la forma de fabricación del pan: "Adquirimos la materia prima de los mejores proveedores, el oro y la plata a Suiza a través de una empresa nacional y el resto en Alemania, Holanda y Bélgica, por la calidad de sus molinos. Para nosotros la salud es primordial, no hacemos panes con levaduras, sino con productos ecológicos como la quinoa o la espelta, y comparto las recetas con mis trabajadores, no es ningún secreto".

Respecto a cómo llegó al oficio, desvela que ocurrió tras casarse con la nieta del panadero del pueblo: "La panadería Pan Piña de Algatocín se remonta a los años cuarenta, y yo fui quien convenció a mi mujer para seguir con ella en el año 2007, justo antes de la crisis económica que se empezaba a sentir".