ACTUALIDAD

¿Es posible colonizar Marte?: Elon Musk y sus planes para llegar al Planeta Rojo

El multimillonario sudafricano quiere hacerlo realidad y pretende enviar unas 1.000 naves para completar la operación en el año 2040.

Marte naves Elon Musk magnate plan colonizar

Apenas se ha logrado investigar con profundidad la superficie de Marte y el magnate Elon Musk ya está preparando un ambicioso plan para colonizar el planeta. Hace unos días la NASA completó un primer paso de su plan para encontrar indicios de vida en el planeta rojo, mandando el rover Perseverance y el helicóptero Ingenuity, con los cuales investigará la superficie de nuestro planeta vecino.

Sin embargo, el fundador de Space X, todo un innovador en el mundo de la tecnología, y con grandes ambiciones para todo lo referido al espacio, ha diseñado una estrategia con la que quiere, no solo aterrizar en Marte y lograr que humanos pongan un pie en él, sino colonizarlo directamente, ocuparlo.

Elon Musk quiere enviar unas 1.000 naves en 2040, dentro de 19 años. Y para conseguirlo pretende construir una nave a la semana, lo que implica un ritmo de producción brutal y casi sin precedentes. Desea llevar a cabo una producción masiva de cohetes lo antes posible, y eso que todavía no ha conseguido que su innovador sistema de aterrizaje en Marte funcione. Todos sus intentos han tenido el mismo desenlace, la destrucción.

¿Cómo quiere construir tantas naves en tan poco tiempo?

Musk lo tiene muy claro, desde ya su objetivo es acelerar la fase de pruebas de los diferentes modelos de naves en los que trabaja su compañía. Y eso requiere un proceso de producción y una carga de trabajo importante. Su plan es que su plantilla trabaje las 24 horas del día y los siete días de la semana, que se involucren totalmente con el proyecto.

El fundador de Tesla es un obseso del trabajo, como desveló recientemente cuando hizo público su ritmo de trabajo y sus hábitos diarios. Y eso pasa por trasladarlo directamente a sus empleados. De hecho, el año pasado concertó una reunión a las 1 de la madrugada de un domingo para evaluar los avances de una nave.

Desde dentro de la compañía ya hay voces que critican el sobreesfuerzo humano al que se ve exigido el personal, pero Musk no renunciará a su plan, y no tiene problema en contratar a más trabajadores si es necesario. Según ‘Ars Technica’, tras la reunión y tras las quejas, su empresa Space X contrató a 250 empleados más y duplicó la mano de obra para continuar las labores en las naves destinadas a aterrizar en Marte.

Pero no queda ahí la cosa. La estrategia de contratación no está libre de curiosidades. Se formó una larga cola de aspirantes, que fueron entrevistados y evaluados uno a uno. Tal era la urgencia y la obsesión por no perder ni un minuto que en 24 horas ya se habían efectuado las contrataciones y en 48 horas ya estaban trabajando en las instalaciones.

Los próximos objetivos de Musk dentro de su plan

El principal obstáculo que se está encontrando el magnate es que su nave Starship SN8 no termina de funcionar. Ya se ha destruido en dos ocasiones en los últimos meses. Su objetivo es que pueda entrar en la atmósfera de Marte a 7,5 kilómetros por segundo y desacelere aerodinámicamente, pero no es nada sencillo.

Space X está investigando cómo impedir que el casco se degrade en el momento de entrar en el planeta. Deberían conseguir que su escudo térmico soporte la alta temperatura y múltiples aterrizajes. Así, en los próximos meses continuarán las pruebas con esta nave. Mientras, puede celebrar el éxito de las naves ligeras Dragon, que han logrado acoplarse con éxito en la Estación Espacial Internacional y que volarán por la órbita de Marte en 2022.

No obstante, la pieza clave sigue siendo la Starship, y por ello la intención es que pueda crear o encontrar el ecosistema perfecto en Marte para que esta nave pueda transportar a personas en varias ocasiones sin sufrir desperfectos. De momento se ha fijado como plazo hasta 2040, y ya se ha podido comprobar su perseverancia, pese a los imprevistos, para lograr sus metas.