METEOROLOGÍA

El tren de borrascas debe frenar a la 'Bestia del Este'

En gran parte de Europa, un pasillo de viento intenso está dejando temperaturas muy bajas y nevadas intensas. España se podría librar gracias a un tren de borrascas.

El tren de borrascas debe frenar a la 'Bestia del Este'
Meteored

El inicio de este año 2021 está marcado por los fenómenos meteorológicos. Después de la llegada de Filomena, que cubrió de nieve casi la totalidad de España y dejó estampas de hace décadas, la presencia de otras borrascas de alta intensidad trajeron gran cantidad de lluvia.

En los últimos días, además, el polvo del Sáhara tiñó de marrón el Pirineo, dejando una imagen para el recuerdo. Ahora, de nuevo una borrasca se prepara para adentrarse en España en los próximos días, "afectando de lleno" a varias zonas del país, avisa Francisco Martín, meteorólogo de Meteored, a 20 minutos.

El nombre de esta borrasca, si la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) la considera lo suficientemente intensa, podría ser el de Karim. Ésta traerá fuertes vientos además de una drástica bajada de las temperaturas. Sin embargo, puede tener una nota positiva, pues podría hacer las veces de 'escudo' ante la 'Bestia del Este', que helará gran parte de Europa.

La 'Bestia del Este' que amenaza a Europa

Con este agresivo e intimidante nombre se conoce a la irrupción del aire del nordeste que llega de zonas de Rusia, y en menor medida de Siberia. Se le conoce también como Tren Siberiano y el experto lo define como "una irrupción de aire frío continua, intensa y amplia".

Reino Unido, Francia, Alemania, Bélgica y Países Bajos, entre otros, ya están sufriendo la llegada de este fenómeno meteorológico, que junto con con el viento hacen una sensación térmica de frío extremo. Según las previsiones, no llegará a España gracias al tren de borrascas que ya está sobre la Península. Sin embargo, advierte, habrá que observar si la próxima semana "puede acercarse un poquito a nosotros".

La llegada de este "frío gélido y aterrador" se debe a que hay un "pasillo de viento muy intenso", que se genera por un anticiclón en Escandinavia y una borrasca en el Mar Negro. Fruto de ello se propicia la creación de un pasillo de intensos vientos y un aire muy frío.

Lluvias y nieve en algunos puntos

Así, el los próximos días tendremos el tiempo "típico de un tren de borrascas", indica Martín. Este fenómeno se da cuando varias borrascas pasan por el mismo sitio al mismo tiempo. Estará, previsiblemente, hasta este próximo domingo.

Además del viento y la bajada de las temperaturas, el tren de borrascas dejará precipitaciones en una gran parte de la Península, que será en forma de nieve en cotas altas, entre 1.000 y 1.200 metros. Después , asegura el meteorólogo, "se producirá una leve mejoría", antes de la llegada de otra borrasca. "Y así sucesivamente".

En áreas de Galicia, Cantábrico, Castilla y León y algunas zonas altas del Sistema Central será donde se sienta en mayor medida el paso de la borrasca. A pesar de los "altibajos" que se esperan en las temperaturas, no está previsto que deje muchas heladas en el país. "Estamos en invierno y las temperaturas mínimas podrían caer por debajo de los cero grados, pero nada que ver con enero", destaca Martín.