ACTUALIDAD

Un pastor jubilado vaticina la vuelta de Filomena en 2022 con el método de las cabañuelas

Esta técnica ancestral consiste en analizar los cambios atmosféricos producidos durante los primeros días de agosto y observar la naturaleza.

Un pastor jubilado vaticina la vuelta de Filomena en 2022 con el método de las cabañuelas
Telecinco

El año 2021 comenzó con varias comunidades cubiertas de un espeso manto blanco que tardó semanas en desaparecer por completo. Y es que el temporal ‘Filomena’ provocó una histórica nevada en España, la más intensa registrada en un período de 24 horas desde 1971, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Sin embargo, parece que no habrá que esperar otros 50 años para ver algo similar, sino solo uno.

Concretamente, será el 24 de enero de 2022 cuando llegue ‘Filomena 2’, según ha vaticinado Pedro Sanz, un pastor jubilado que se ha hecho famoso en la provincia de Segovia por sus certeras previsiones meteorológicas a través de las ‘cabañuelas’. A él no le hacen falta máquinas ni satélites para saber el tiempo que va a hacer, sino observar la naturaleza. La RAE define este ancestral método de las castañuelas como el “cálculo popular basado en la observación de los cambios atmosféricos en los 12, 18 o 24 primeros días de enero o de agosto, para pronosticar el tiempo durante cada uno de los meses del mismo año o del siguiente”.

Así, Pedro analiza el vuelo de las aves, la caída de las hojas o el comportamiento de los animales para hacer sus pronósticos y elaborar el calendario climatológico cada año. “Si levantas una piedra en agosto y está húmeda significa que va a llover en mayo”, ha explicado en Telecinco. Y lo cierto es que sus palabras deben tenerse en cuenta, pues Pedro ya predijo a Filomena 1, aunque con menor virulencia. Él mismo reconoce que, aunque “ninguno somos exactos”, sus predicciones suelen ser ciertas en la mayoría de ocasiones.

Nos espera un 2021 “normal”

Durante una entrevista realizada el mes pasado en El Adelantado, Pedro aseguró que el tiempo de 2021 no será tan cambiante como el de este 2020, sino que será un año “normal, muy parecido a 2019” y en el que habrá “menos agua que el año pasado, más frío en invierno y en otoño y dos olas de calor”, una de ellas ante de que llegue el verano.

En lo que se refiere a las fechas señaladas más próximas, asegura que pasaremos los Carnavales con “bastante frío y algo de lluvia”, mientras que a mediados de mes las temperaturas subirán levemente y cesará la lluvia. Sin embargo, en marzo volverán las heladas y nieve en cotas altas, después llegará la primavera el día 21 de ese mes con temperaturas más altas de lo habitual para la fecha, pero volverán a bajar a finales de mes. Así, para Semana Santa nos vuelve a esperar un tiempo “desapacible” para el que tendremos que usar el paraguas y en algunos sitios del norte nevará.

En mayo también habrá nieve en las montañas, pero durante la última semana nos invadirá el calor preveraniego, lo que podría provocar problemas en la germinación de las cosechas de cereal. De hecho, asegura que, para la última semana de este mes, la gente de Benidorm ya podrá disfrutar “a gusto” de un buen baño en la playa. Después, las temperaturas volverán a caer para comienzos de junio, lloviendo entre el 10 y el 17, pero a partir de San Juan llegará la primera ola de calor, que se extenderá hasta bien entrado el mes de julio. A mediados de este mes disminuirá el calor, que volverá con fuerza a partir del 25, con el comienzo de la segunda ola de calor.

Agosto mantendrá el calor bochornoso, especialmente en Sevilla, donde para el 10 de agosto se esperan 46 grados. Sin embargo, a partir del día 15 habrá un alivio térmico para volver el calor “más moderado” a finales de mes. Septiembre comenzará con “lluvias y tormentas” durante las dos primeras semanas, con riesgo de granizo, y el ‘veranillo de San Miguel’ a finales de mes aplacará el calor veraniego.

Los últimos meses del año, como es habitual en esas fechas, serán fríos. Octubre comienza con temperaturas bajas, aunque del 10 al 20 serán más elevadas, y para San Frutos la nieve se adelantará al invierno. En Noviembre, la lluvia protagonizará el primer tercio del mes, con alivio térmico entre el 10 y el 19, y para San Andrés volverá la nieve. En el mes de diciembre hará mucho frío, con nieve, niebla y lluvia hasta el puente de la Inmaculada, pero el final de año será “suave”, con temperaturas que podrían rondar los 14 grados.