Deporte y Vida

COACHING

Cómo enfrentarnos a la segunda ola: así debes luchar contra la tristeza

El momento que estamos viviendo nos lleva a situaciones de estrés, ansiedad, tensión, y dudas, muchas dudas sobre lo que pasará. No saber nada agobia y mucho. Te contamos cómo afrontarlo.

Covid 19
Xesai Getty Images

Hay quien lo llama tristeza covid, la incertidumbre permanente. Le pongamos el nombre que le pongamos, el hecho es que hay tristeza, hay ansiedad, hay estrés, brotes de llantos aparentemente sin sentido, que reflejan la tensión que se vive en estos momentos, especialmente cuando tienes mayores de los que preocuparte, niños pequeños en casa... 

¿Estamos todos más tristes? Hablamos con el experto en Coaching personal y ejecutivo Javier Martínez Madrid, quien nos va a ayudar a no focalizarnos tanto en lo malo, aunque sea muy muy difícil, sino también a pensar cómo ver lo bueno de lo que nos rodea. Que también lo hay. 

Pérdidas diferentes, las grandes consecuencias de la pandemia

"Más allá de las gravísimas consecuencias sanitarias y laborales, esta segunda ola de la pandemia nos afecta a todos en forma de pérdidas: nuestra libertad de movimiento se ha visto limitada, no podemos salir a la calle sin mascarilla, no podemos ver a nuestros seres queridos... Pérdidas que, en definitiva, ya vivimos con el confinamiento de una forma mucho más severa y que ahora podemos vivir con cierta ansiedad o estrés", nos cuenta a Deporte y Vida.

La tristeza, importante vigilar sus efectos

"Según la Ingeniería Emocional, la tristeza es la emoción que nos permite gestionar las pérdidas. Pero ojo, una tristeza auténtica que nada tiene que ver con estar de bajón o deprimidos. De lo que se trata es de aceptar esas pérdidas que estamos viviendo, sin entrar a pelearnos con ellas, y reflexionar para sacar aprendizajes o buscar soluciones que podamos poner en práctica", destaca especialmente este punto. Soluciones a poner en práctica.

Todo pasa, todo

"También es clave vivir esta situación como algo temporal y que en algún momento va a pasar. Ahora nos toca esto, pero en un tiempo determinado podremos volver a hacer muchas de las cosas que ahora se han limitado. Es mejor centrarnos en vivir el día a día, sin pensar en los meses que llevamos a la espalda o en los que nos puedan quedar por delante", resalta Martínez Madrid.

Sobreinformación, un problema para algunas personas 

"Otro aspecto fundamental es huir de la sobreinformación. Ya sabemos de sobra cuál es la situación, por lo que estar todo el día hablando de ello o viendo noticias al respecto lo único que va a conseguir es abrumarnos y generarnos ansiedad o estrés", nos recuerda. Situación un poco más difícil para los profesionales de los medios de comunicación, pero sí que ayuda a muchas personas centrarse en otras cosas, ver series, películas, otro tipo de programas, y pasar muy muy de lejos sobre la pandemia a nivel informativo.