Deporte y Vida

PSICOLOGÍA

Las muertes silenciosas derivadas del coronavirus

El suicidio es la primera causa de muerte no natural en España con cifras estables en torno a los 3.600 suicidios al año, lo que supone 10 muertes por suicidio diarias.

suicido coroanvirus
as.com

Tristeza. Soledad. Ansiedad. Miedo a la incertidumbre. No poder pedir ayuda, no saber cómo pedirla. Una complejidad que no tiene un único factor y que en época de crisis global como la que estamos viviendo puede derivar en un aumento de las llamadas muertes silenciosas; en este caso, derivadas de la Covid.

La Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes (ANPIR) alerta de que la crisis sanitaria, social y económica generada por la Covid-19 puede acompañarse de un repunte de estos casos, si no se refuerzan los servicios de salud mental y se desarrollan programas específicos de prevención en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Datos del suicido en España

Antes de la pandemia, entre el 40% y el 60% de los motivos de consulta atendidos por los profesionales de Atención Primaria estaban relacionados con la Salud Mental y sólo un 10% accedían a tratamiento psicológico especializado. 

Por cada persona que fallece por suicidio, cinco se ven gravemente afectadas por la pérdida; lo que supone un impacto extendido y prolongado de las consecuencias en la salud mental de los afectados.

Las estadísticas son duras: el suicidio es la primera causa de muerte no natural en España con cifras estables en torno a los 3.600 suicidios al año, lo que supone 10 muertes por suicidio diarias.

Cómo afrontar las altas cifras de suicidio

Ante esta situación, los responsables de la Asociación consideran necesario la creación de un Plan Nacional liderado y coordinado por el Ministerio de Sanidad, “que sea flexible y sensible con las diferentes necesidades de las Comunidades Autónomas, que garantice la equidad en el acceso a recursos especializados, pero sobre todo que actúe sobre las poblaciones con mayor riesgo”, asegura Javier Prado, portavoz de ANPIR.

Un plan que integre intervenciones selectivas sobre la población vulnerable (es decir, sobre aquellas personas que han realizado un intento previo y los ciudadanos que tienen problemas de salud mental) e intervenciones globales de carácter social sobre la población general que disminuyan los factores de riesgo.

Por otro lado, desde la asociación ponen de manifiesto la falta de especialistas en Psicología Clínica en Atención Primaria, lugar natural desde el que desplegar intervenciones preventivas. El psicólogo clínico es también capaz de evaluar y considerar los determinantes psicosociales de las conductas suicidas (pérdidas, duelos, desesperanza...) que son los desencadenantes finales del suicidio.

Se suicidan más los hombres

Los factores sociales son la primera causa de suicidio (factores vitales, desempleo, precariedad, desigualdad social, etc) y que, por otro lado, por cada persona que fallece por suicidio, cinco se ven gravemente afectadas por la pérdida; lo que supone un impacto extendido y prolongado de las consecuencias en la salud mental de los afectados.

Según los últimos datos del INE que se tienen de 2018, en ese año se produjeron 3.539 suicidios en España: 2.619 hombres y 920 mujeres; lo que supone una media de 10 suicidios diarios. Una cifra que no baja de la barrera de las 3.500 muertes anuales desde el año 2012.

Los datos apuntan a que el mayor número de suicidios se da entre los 40 y los 59 años, mientras que las mayores tasas corresponden a personas con más de 70 años. Es en estas personas mayores de 50 años donde más muertes se registran por esta causa. Durante el año 2016, se registraron un total de 3.569 suicidios, de los cuales, 2.662 fueron hombres y 907 mujeres, por lo que la diferencia entre ambos géneros es evidente. 

Las estadísticas más tristres

  • En España se producen 10 suicidios al día.
  • Se registra un suicidio cada 2,5 horas.
  • Tres de cada cuatro suicidios los cometen los varones.
  • En España fallecen por cada suicidio el doble de personas que por accidentes de tráfico, 11 veces más que por homicidios y 80 veces más que por violencia de género.
  • Los expertos calculan que más de 8.000 personas intentan quitarse la vida cada año y como consecuencia de ello sufren secuelas psíquicas y físicas. Son población del alto riesgo.
  • El mayor número de suicidios (40 %) se producen entre los 40 y los 59 años.
  •  Casi 1.000 suicidios se producen entre mayores de 70 años.
  •  El riesgo de suicidio aumenta con la edad. La mayor tasa se da en varones de más de 79 años.
  • En edades tempranas el riesgo de suicidio está en aumento.
  • El 52 % de los hombres que se quitan la vida recurren al método del ahorcamiento.