Deporte y Vida

SEXAULIDAD

Ondas de choque hidráulicas para mejorar los orgasmos

Esta nueva técnica facilita el orgasmo femenono con la regeneración de venas y arterias del clítoris y los tejidos de los cuerpos cavernosos genitales.

orgasmo femenino
as.com

La anorgasmia femenina o ausencia del orgasmo femenino tras una estimulación normal, es una de las disfunciones sexuales más extendida entre las mujeres, con variaciones de entre un 7% y un 30% de las mujeres que lo sufren o han sufrido en alguna de sus tipologías.

¿Es normal? Sí, y aunque muchos sexólogos y psicólogos advierten que el orgasmo empieza en la cabeza, la parte física importa y mucho. Por eso la ciencia cada día nos sorprende con nuevos avances que pueden solucionar este grave problema.  

De la impotencia masculina a buscar el orgasmo femenino

Dado que la impotencia masculina parece que se ha ido solucionando, bien con farmacología, bien con operaciones de alargamiento y ensanchamiento de pene, llega ahora preocuparse por el orgasmo femenino. Y la técnica llega desde Estados Unidos y se va a poner en marcha por primera vez en España en Málaga. 

El urólogo Pedro Torrecillas va a ser el primero en aplicar esta técnica en España y sus primeras pacientes servirán, además, para un estudio sobre los resultados de este avance. 

Así funcionan las ondas de choque

El método sigue la fórmula del tratamiento a las piedras del riñón, litotricia, pero con mucha menos potencia y usando sólo las ondas en la fase positiva. Se trata de dar impulsos hidráulicos a las pacientes para generar venas y arterias en el clítoris y en los tejidos de los cuerpos cavernosos del genital femenino, permite una hipervascularización en la zona y, a la vez, permitiendo una descompresión de las células hiperatrofiadas.

El uso de las ondas de choque hidráulicas también se aplica en otras especialidades, como la traumatología, para deportistas, lesiones.. Según el urólogo, esta técnica podría beneficiar a 5 millones de mujeres que padecen anorgasmia, y a muchas otras que no saben que la padecen.