Deporte y Vida

CORONAVIRUS

Luchar contra la obesidad para evitar el coronavirus

Combatir el sobre peso y la obesidad es la nueva medida de Reino Unido para que la incidencia de la COVID-19 sea lo menor posible; la comida basura es el objetivo del Gobierno británico.

obesity england
as.com

11 millones de euros para combatir la obesidad. Es la cifra que el primer ministro británico ha firmado con su Gobierno para luchar contra el sobre peso en Reino Unido. Todo, a raíz de su paso por el hospital para tratarse de la infección de la COVID-19.

Una medida que ha decidido llevar a sus últimas consecuencias: para combatir el coronavirus hay que luchar a la vez contra la obesidad de la población. Johnson quiere lanzar campañas en diversos medios, para llegar a toda la población donde la comida basura no tenga lugar e incentivar el consumo de los productos frescos y saludables. 

Reino Unido busca promocionar los productos frescos y saludables entre la población para combatir la COVID-19.

Prohibidos los anuncios de comida basura durante el día

Entre las primeras medidas, la prohibición de que en televisión aparezcan anuncios de comida basura antes de las 9 de la noche, con el claro objetivo de que los niños y menores no reciban esos estímulos de manera constante. 

La segunda medida busca que los restaurantes, especialmente los establecimientos de comida rápida, lista para llevar (de las más consumidas), publiquen las calorías que lleva cada alimento.

La tercera medida incluye la promoción en el supermercado y tiendas de consumo, de alimentos saludables, frescos, como verduras, hortalizas, carne, pescado... con promociones de 2x1.

Los alimentos con exceso de grasa y azúcares tendrán restricciones para ser promocionados.

Combatir la obesidad debe abarcar a todos los sectores, por eso se busca que los médicos receten deporte, como sucede en otros países. Una medida enfocada directamente en la promoción en el ejercicio físico como el primer paso para cuidar la salud.

La experiencia de Boris Johnson en la UCI

Tras su dura experiencia en la UCI, Johnson declaró al diario Daily Express: "Todos posponemos las cosas, sé que lo he hecho. Subo y bajo de peso, pero durante toda la epidemia, y cuando tuve el coronavirus, me di cuenta de lo importante que es no tener sobrepeso".

"Perder peso es duro, pero con estos pequeños cambios nos podemos sentir en mejor forma y más sanos. Si todos aportamos nuestro granito de arena, podemos reducir nuestros riesgos para la salud y protegernos contra el coronavirus, además de quitarle presión al Servicio Nacional de Salud", cuenta el primer ministro mientras ahora declara que comienza el día paseando un rato con su perro, un inicio de ejercicio muy positivo.

"Yo estaba muy gordo, y ahora me siento mejor al haber perdido peso. Empezar el día haciendo ejercicio me hace pensar que ya nada puede ir mal el resto del día", un ejemplo de aplicación de nuevas medidas muy significativo y que puede ayudar a muchas personas en la situación de la pandemia en la que nos encontramos. 

Como recuerda Johnson, "los gimnasios están bien, pero puedes no necesitarlos. Hay muchas apps en nuestros teléfonos, hay muchos entrenadores a los que seguir en YouTube", y como también recuerda desde un parque británico, es un pequeño paso para ayudarnos entre todos a sentirnos mejor y tener mejor salud.