Deporte y Vida

SALUD

¿Es bueno quemar grasa y adelgazar sin hacer ejercicio físico?

Perder peso es la meta que persiguen no pocas personas ya sea por motivos estéticos o estrictamente relacionados con la salud, pero hay formas y formas de afrontar el reto y no todas son igualmente efectivas.

salud, fitness, ejercicio físico, adelgazar, dieta
as.com

Adelgazar es uno de los objetivos más perseguidos en esta época del año. La llegada del verano, en el marco de una pandemia mundial que además ha obligado a la población a un estricto confinamiento, hace que una gran cantidad de personas se encuentren ante la tesitura de encontrar la mejor manera de perder peso.

Hay quienes piensan que se puede abordar la situación exclusivamente desde la perspectiva de la alimentación. Pero surge una pregunta de obligado planteamiento: ¿Es posible quemar grasa y adelgazar sin hacer ejercicio?¿Es recomendable?

“Si me obligas a dar una respuesta rápida de sí o no, diré que sí se puede. Pero la respuesta apropiada es que no se recomienda para nada esta vía porque la mayoría de veces en las que solo se hace dieta tienden al fracaso. Cuando no se hace ejercicio se pierde peso, pero no solo de grasa si no también de masa muscular y no intersea porque la masa muscular es sinónimo de salud y calidad de vida, y además nos va a permitir que cuando perdamos peso manteganmos ese nivel a lo largo del tiempo”, asegura Sergio Peinado, licenciacio en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y entrenador personal.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Sergio Peinado Trainer (@sergiopeinadotrainer) el

“La mayoría de la gente que hace exclusivamente dieta pierde peso durante unas semanas pero luego lo vuelve a recurepar. Es el famoso efecto rebote. Lo imprescindible para que perder peso es alcanzar un estado de déficit energético, es decir, darle al cuerpo menos calorías de las que gasta. Lo adecudo es que hacerlo a través de una dieta adecuada combinada con ejercicio: es la mejor forma de perder peso de manera saludable”, añade el experto.

La clave: adherencia al ejercicio y a la dieta

Y en este sentido, la verdadera clave para lograr un cambio físico es la adherencia, que es la capacidad para seguir un plan de entrenamiento o de alimentación a lo largo del tiempo. Es decir, en lo referente al ejercicio, lo importante es hacer un tipo de actividad física que sea asumible y se ajuste a los gustos de cada persona en lugar de optar por rutinas que es probable abandonar a las dos o tres semanas de empezar. Es infinitamente mejor una rutina de 7 minutos cien días al año, que cien días sin hacer absolutamente nada.

Y lo mismo sucede con la alimentación. Una dieta no tiene por qué ser restrictiva hasta el punto de convertirse en un verdaero martirio. La dieta mediterránea es lo suficientemnete variada y completa como para que no te canses de ella. Es la dieta saludable por antonomasia, la que más beneficios aporta al organismo y la más respaldada a nivel científico.