Deporte y Vida

SALUD

¿Hay relación entre la dieta y el riesgo cardiovascular? Harvard responde con datos

Una ambiciosa investigación concluye que existe una clara asociación entre una mayor adherencia a patrones de alimentación saludable y un menor riesgo de ECV.

salud, dieta, harvard, enferfedades cardiovasculares
as.com

A estas alturas no hay duda de que seguir un patrón de alimentación saludable es una de las mejores decisiones que se pueden adoptar para tener una buena calidad de vida y reducir la posibilidad de sufrir enfermedades de diversa índole. Y la ciencia no hace más que refrendar esa idea. El último ejemplo corre a cargo de la prestigiosa la Escuela de Salud Pública de Harvard TH Chan (EEUU) ya que un grupo de investigadores concluyen que existe una clara asociación entre la dieta y la posibilidad de padecer enfermedades cardiovacsulares.

Los resultados del trabajo, publicado en en línea la revista 'JAMA Internal Medicine', dejan poco lugar a la duda: seguir un patrón de alimentación saludable se asocia con hasta un 21% de menor riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV). Además las conclusiones están apoyadas en una amplia muestra procedente de tres cohortes diferentes (165.794 mujeres y 43.339 hombres) y hasta 32 años de seguimiento.

Precisamente el extenso seguimiento realizado a nivel temporal es una de las fortalezas del trabajo ya que pocos estudios han examinado cómo la adhesión a los patrones de alimentación saludable recomendados influyen en el riesgo a largo plazo de ECV.

¿Cuáles son los patrones dietéticos de referencia?

Cada uno de los patrones dietéticos que han servido como referencia destacan por una mayor ingesta de granos enteros, vegetales, frutas, legumbres y nueces, y una menor ingesta de carnes rojas y procesadas y bebidas azucaradas.

  • Índice de alimentación saludable-2015 (HEI-2015).
  • Puntaje Alterno de la Dieta Mediterránea (AMED).
  • Índice de dieta saludable basada en plantas (HPDI).
  • Índice alternativo de alimentación saludable (AHEI).

"Aunque cada patrón de alimentación saludable representa una combinación diferente de componentes dietéticos, nuestro estudio indica que una mayor adherencia a cualquiera de los cuatro patrones de alimentación saludable que observamos está asociada con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular y los beneficios para la salud persisten en los grupos raciales y étnicos", explica Zhilei Shan, primer autor del artículo y investigador asociado en el Departamento de Nutrición.

¿Cuál ha sido la metodología del estudio?

  • A los participantes de cada uno de los tres estudios (Estudio de Salud de Enfermeras, Estudio de Salud de Enfermeras II y Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud) se les preguntó cada dos o cuatro años acerca de sus hábitos alimenticios, incluida la frecuencia, en promedio, que consumían un tamaño de porción estándar de varios alimentos.
  • Utilizando los datos dietéticos, que se recopilaron durante varias décadas a través de cuestionarios dietéticos validados, los investigadores crearon cuatro puntuaciones dietéticas para cada participante.
  • Las puntuaciones dietéticas más altas representaron una mayor adherencia a los patrones de alimentación saludable.

Resultados de la investigación

  • Después de ajustar por numerosos factores, como la edad, el IMC y el tabaquismo, el análisis encontró que una mayor adherencia a cualquiera de los patrones de alimentación saludable se asoció consistentemente con un menor riesgo de ECV.
  • El estudio encontró que los participantes que más se adhirieron a los patrones de alimentación saludable tenían un riesgo de ECV entre un 14% y un 21% menor en comparación con los que menos se adhirieron.
  • Los resultados también mostraron que estos diferentes patrones de alimentación saludable fueron igualmente efectivos para reducir el riesgo de ECV en los grupos raciales y étnicos y otros subgrupos estudiados.

"Estos datos proporcionan evidencia adicional para respaldar las pautas dietéticas actuales de que seguir patrones de alimentación saludable confiere beneficios para la salud a largo plazo en la prevención de enfermedades cardiovasculares", asegura el autor correspondiente Frank Hu, profesor de Nutrición y Epidemiología y presidente del Departamento de Nutrición.

"No existe una dieta única para todos que sea la mejor. Se pueden combinar los alimentos en una variedad de formas flexibles para lograr patrones de alimentación saludables de acuerdo con las necesidades de salud, las preferencias alimentarias y las tradiciones culturales de las personas", concluye el experto.