Deporte y Vida

EJERCICIO FÍSICO

Entrenamiento en verano: claves para no desfallecer

Ya sea playa, montaña o ciudad, practicar deporte y estar en contacto con el entorno permite liberar endorfinas, relajarse, combatir el estrés, mejorar el bienestar físico y mental.

entrenamiento en verano
Freeletics

Ya está aquí el verano, y dado que además finaliza el Estado de Alarma, es posible que pienses en salir de casa, ir a la playa, al pueblo, a otra ciudad... Vayas donde vayas, el entrenamiento deportivo debes mantenerlo y aunque el calor haga mella, y las semanas de confinamiento también, es momento de pensar en un beneficio mayor.

El confinamiento y la desescalada por fases ha impedido seguir la rutina diaria de entrenamiento que cada uno tiene marcada, o sueña con hacer, así que es ahora, con la llegada del calor, cuando empieza la cuenta atrás para iniciar un plan de entrenamiento adecuado a las condiciones y necesidades de cada persona. Estar en contacto con la naturaleza, en la calle, nos permite liberar endorfinas, relajarnos, combatir el estrés; en definitiva, lograr una mejora de bienestar físico y mental.

Entrenamiento en verano: lo que no debe faltar

Tal y como explican desde Freeletics, "la población durante la COVID-19 ha aprendido que ya no necesita un gimnasio para entrenar y conseguir sus objetivos. La cuarentena ha logrado que las personas sean más conscientes de sus necesidades y de su salud mental y física".

Márcate un objetivo concreto

Trabajar para conseguir algo es siempre más fácil si sabes qué es lo que quieres conseguir, y cuándo. Escribe tu objetivo y ponlo en donde lo veas cada día. Una vez tengas todo organizado puedes desglosar en retos más específicos y sencillos que se puedan alcanzar diariamente o semanalmente.

Aumenta tu motivación

La falta de tiempo o de motivación, hace que abandonemos nuestra rutina de entrenamiento. Visualizar la meta y buscar motivación en cualquier sitio y en cualquier lugar es de los primeros pasos a realizar. Sigue por redes sociales a tus motivadores favoritos, consejos de fitness, citas favoritas… Cualquier recordatorio te servirá de ayuda.

"El programa Mindset Coaching ayuda a las personas a alcanzar con éxito sus objetivos de salud y de forma física de forma continua para que no limiten su práctica deportiva a la vez que logran nuevas aptitudes y desarrollan la motivación, los hábitos duraderos y una mentalidad fuerte", explican.

Entrenar a primera o a última hora del día

En verano se recomienda a realizar cualquier actividad física en las horas que hay menos sol. Lo ideal es salir a primera hora de la mañana o a última hora del día a practicar deporte. Justamente, es cuando se reduce la exposición solar y las temperaturas son más agradables y menos sofocante.

Mantener una buena hidratación

La hidratación es imprescindible siempre, antes, durante y una vez finalizado el ejercicio. Hacer deporte con temperaturas altas hace que sudemos más de lo habitual y esto provoca que la pérdida de líquidos aumente, por eso en verano es tan importante una buena hidratación: hay que beber aproximadamente un litro más de lo habitual.

Llevar ropa cómoda

Lo ideal es ropa funcional con tejidos transpirables para estos meses. También, llevar ropa que proteja del sol y de las posibles picaduras de los insectos tan habituales en verano, así como llevar gorra ya que la zona de la cabeza es una zona muy delicada y es mejor cubrirla del sol.

Protección solar

Durante todo el año estamos expuestos a los rayos UV y siempre es necesaria la protección solar. En verano, nuestra piel está más sometida, y tras el confinamiento, mucho más sensible al sol, por eso debes utilizar cada día protección solar, y gafas de sol para proteger tus ojos...

Protección frente a los insectos

No es que ahora parezca que hay más bichos, o son más grandes, es que llevan mucho tiempo a su aire y ahora molestamos nosotros más. Mosquitos, avispas y otros insectos pueden picarnos y producir heridas y molestias en la piel. Antes de salir a entrenar, aplícate un protector para las posibles picaduras.