Deporte y Vida

NUTRICIÓN

No tires tus migas de pan, pueden convertirse en vitamina C

Investigadores de Estados Unidos están descubriendo cómo la glucosa de los restos de pan puede convertirse a través de un bioproceso en ácido ascórbico.

pan
Marcu Ovidiu

Según un estudio del Centro Americano de Investigación Agrícola, los resto del pan, a través de un bioproceso, podría convertirse en vitamina C. Un resumen que va más allá y que tiene en el foco el desperdicio de alimentos

La idea, es que el bioproceso, de restos de pan, migas, etc... a través de un proceso de fermentación, ayude a las bacterias a "engullir" glucosa, y convertirla en 2-ceto-D-glucónico, 2KGA, un producto químico que ayudan a sinterizar el ácido ascórbico. Las bacterias llegarán a la glucosa que llegará a producir productos químicos sintéticos, como la vitamina C

El ácido 2-ceto-D glucónico (2KGA) se utiliza principalmente para la producción industrial de ácido eritórbico, un antioxidante alimentario, que se encuentra en refrescos, bebidas gaseosas, conservas, salchichas, jamón york, embutidos curados, pechuga de pavo... 

El problema, de momento, es el alto coste que este proceso tiene, según indica el investigador principal.

Mejorar la dieta: uno de los objetivos

Si se consigue llegar a un desperdicio cero, como pide el reto de la FAO, este proceso además ayudará a que las dietas de los más desfavorecidos sean más saludables. Un derivado del estudio es que se convierta en 'fertilizante' saludable para los cultivos, lo que beneficiaría la nutrición en el punto final.