Deporte y Vida

PSICOLOGÍA

La importancia de jugar en casa con los niños en la cuarentena

El juego es un potente catalizador de emociones, ayudando a gestionar el estrés, superar el miedo y convertir situaciones desfavorables en oportunidades de aprendizaje y desarrollo personal.

jugar en casa
as.com

Estar en casa con los niños no es nada fácil. Puede llegar a ser difícil, estresante para ellos y para los padres. A la situación desconcertante, se unen más problemas de adultos que los niños no pueden entender.

Por eso los expertos del Observatorio del Juego Infantil han desarrollado unas pautas dirigidas a padres y niños  para que el juego sea un gran catalizador de emociones, ayudando a gestionar el estrés de todos, superar el miedo que se pueda llegar a sentir y puedan convertir situaciones desfavorables en oportunidades de aprendizaje y desarrollo personal para toda la familia.

aprender jugando

Evitar el estrés y aprender jugando es el objetivo.

Gonzalo Jover, director del Observatorio del Juego Infantil, expone que: “el juego es una herramienta estrella en este periodo pues nos va a permitir, por un lado, que los niños vivan esta situación desde un entorno afectivo y emocional seguro y estable, al tiempo que van a poder aprender jugando, de un modo diferente al que lo suelen hacer en la escuela”.

La directora de la Fundación Crecer Jugando, Marta Pastor, explica que “el juego nos enseña, en estos momentos, a aceptar las cartas que nos corresponden en cada situación y a sacar el máximo provecho de ellas, conectándonos además con nuestros instintos más primarios, con nuestra búsqueda de felicidad, puro placer de vivir. El juego nos aleja de todo lo superfluo y nos conecta con nuestro niño interior, aprendiendo a valorar los instantes más sencillos”.

Beneficios del juego en casa en familia

Dedica un momento cada día para jugar en familia, es importante para los niños que los padres estén presentes en el momento concreto, sin distracciones de dispositivos tecnológicos (móviles, televisión…) y sientan que están conectando con ellos.

El tiempo ya no es una excusa. Juega el tiempo que necesites, sin mirar al reloj. Ríe y disfruta con los más pequeños. Vuelve a ser un niño, da rienda suelta a tu imaginación y crea nuevas aventuras.

Sé flexible, no entiendas el juego como una obligación más. El juego debe conectar con la necesidad de pasarlo bien y disfrutar de tiempo de calidad en familia.

Crea un menú de juego que dé cabida a los distintos miembros de la familia y que permita a los niños jugar solos. Con miembros de diferentes edades en cada casa, es importante que haya espacios para jugar todos juntos, con padres y hermanos y otros individuales para que los niños puedan entretenerse solos. Y no te olvides que el tan temido me aburro es saludable y la antesala de la creatividad.

Fomentar los aprendizajes de los niños. Aprovecha el potencial que ofrecen algunos juegos y juguetes para complementar las enseñanzas de la escuela.