Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Cómo hacer la compra para no arrasar en el supermercado

Para evitar el caos, y que los alimentos caduquen, debes planear todo de manera organizada, desde una lista de la compra, el tiempo que estarás en el supermercado y cómo debes organizar la despensa y la nevera.

coronavirus supermercado
Eduardo Parra Europa Press

La crisis desatada por el coronavirus en España y en todo el mundo nos está dejando imágenes casi 'catastróficas' de supermercados vacíos, colas a cualquier hora... pese a que las autoridades no cesan de incidir en que el abastecimiento está garantizado. Esta mañana se conocía además que Mercamadrid ha aumentado sus reservas: han accedido a las instalaciones 720 camiones de proveedores de alimentos y 14.000 vehículos de compradores profesionales, y han entrado 10.781.280 kilogramos de alimentos.

Para que hacer la compra de manera racional esté garantizada, no se estropeen alimentos, y no hagas acopio sin sentido, vamos a dar las claves para hacer la compra de manera racional.

Cómo organizar tu despensa

La experta Sara Etxebeste, una de las tres Consultoras KonMari certificadas en nuestro país, recomienda revisar los productos y la comida que se tiene en casa utilizando el método de Marie Kondo con el objetivo de comprar lo necesario con calma y sin dejarse arrastrar por el pánico generalizado.

Su primer consejo es: invertir el mismo tiempo que pasaríamos comprando en el supermercado sin planificación en casa sacando todo lo que tenemos en los armarios y en el frigorífico. “Lo que tengamos guardado en el congelador se puede quedar donde está, simplemente se realizará un inventario. Se trata de ser consciente y tener una visión global de toda la comida y productos que tenemos en casa”, explica la experta.

También nos recomienda hacer una selección desechando los productos caducados o los que se compran de manera excepcional y sin embargo sabemos que no vamos a consumir jamás. “Una vez que tengas claro todo lo que quieres guardar, es el momento juntar los productos iguales o similares entre ellos”, comenta Etxebeste. 

El tercer consejo es volver a colocar los productos en los armarios y el frigorífico, pero esta vez, de manera ordenada. Propone juntar los productos parecidos entre ellos, por ejemplo: los cereales y legumbres cerca, las conservas en otra balda o caja aparte, los líquidos en otra sección, las semillas y especies pueden ir juntos. Lo mismo en el frigorífico, donde en cada balda se podrán colocar los productos según su similitud o categoría. “Un espacio ordenado en el que las encimeras estén despejadas y limpias invita a cocinar, e incluso, despierta la capacidad creadora que tenemos todas las personas” afirma la consultora.

La lista de la compra: clave

Lo ideal es hacer una lista exacta de los productos y las cantidades que se necesitan. De esta manera se evitarán compras improductivas, los excesos y dejar al resto de personas (que quizá tengan más necesidad) sin las provisiones indispensable. “Al fin y al cabo, se trata sencillamente de mantener la calma, utilizar el sentido común y respetar las necesidades propias y de las personas que están a nuestro alrededor”, explica la experta. 

Y, en serio, no te lleves todo el papel higiénico.