Deporte y Vida

SALUD

Los beneficios de reducir el consumo de bebidas azucaradas en menos de un año

Un estudio a cargo de la Universidad de California en San Francisco muestra los beneficios de reducir el consumo de bebidas azucaradas: pérdida de peso, mejora en la resistencia a la insulina y colesterol total más bajo.

bebidas azucaradas, azúcar, salud, diabetes, nutrición, obesidad, perder peso
as.com

Un reciente estudio, con el sello de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), institución dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ubicaba una vez más a los refrescos, con azúcar o edulcorados, en el ojo del huracán.

Y es que los resultados de la investigación, publicada en ‘JAMA Internal Medicine', indicaban que consumir dos o más refrescos al día, tanto los que contienen azúcar como los edulcorados artificialmente, se asociaba a con un mayor riesgo de muerte, hasta un 17% más, en comparación con quienes consumían un vaso al mes.

El trabajo del organismo dependiente de la OMS tenía sus limitaciones ya que se trataba de un estudio observacional y, como tal, no puede establecerse causalidad, pero es un ejemplo de hasta qué punto el consumo de bebidas azucaradas se ha convertido en una cuestión inaplazable por sus implicaciones para la salud.

Menos bebidas azucaradas es más salud

Ahora, un estudio a cargo de expertos de la Universidad de California en San Francisco (EEUU) muestra los beneficios para la salud tras reducir el consumo de bebidas azucaradas durante un periodo determinado de tiempo, en este caso, 10 meses. El trabajo, publicado en la revista 'JAMA Internal Medicine’, realizó un seguimiento a 202 participantes que dejaron de tener acceso a dichas bebidas en el lugar de trabajo.

En líneas generales se produjo una reducción promedio del consumo de bebidas azucaradas, como gaseosas, bebidas deportivas y tés endulzados, del 48,5 por ciento del total diario antes de comenzar el estudio, obteniéndose las siguientes conclusiones publicadas también en 'JAMA Internal Medicine':

  • Menos grasa abdominal.
  • Pérdida de peso.
  • Mejora en la resistencia a la insulina.
  • Colesterol total más bajo.

"El alto consumo de azúcar conduce a la grasa abdominal y la resistencia a la insulina, que son factores de riesgo conocidos para diabetes, enfermedad cardíaca, cáncer e incluso demencia. Estudios recientes también han relacionado el consumo de azúcar con la mortalidad temprana. Esto nos muestra que simplemente eliminar las ventas de bebidas azucaradas en el lugar de trabajo puede tener un efecto significativo en la mejora de la salud en menos de un año", explica Elissa Epel, profesora de Psiquiatría de la UCSF y directora del Centro de Edad, Metabolismo y Emociones de la UCSF.