Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Los comedores escolares sirven demasiada carne

Según un informe de Greenpeace realizado tras analizar 55 menús en centros de infantil y primaria de Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza y Soria; el elevado consumo de carne tiene consecuencias tanto para la salud como para el medioambiente.

comedores escolares
MONKEYS GROUP

En España se consumen casi 50 kilos de carne por persona y año, casi el doble de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). De este consumo, la mayor parte procede de producciones intensivas que se alimentan de piensos elaborados con soja de países como Brasil. Por el contrario, la ganadería extensiva está en decadencia pese a que protege los pastos y es sumidero de carbono. Pero hay datos más alarmantes.

Las ONG ambientales apuestan por un cambio drástico en nuestra dieta diaria para lograr una alimentación sostenible y apostar por reducir el desperdicio alimentario como medidas para reducir en España hasta el 26 % de las emisiones de gases de efecto invernadero. Y uno de los primeros pasos está en los centros escolares y educativos.

Dónde se come más carne

Coincidiendo con el Día de la Alimentación, Greenpeace ha analizado 55 colegios de Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza y Soria, donde el elevado consumo de carne tiene consecuencias para la salud y también para el medioambiente: la población infantil debería consumir entre 3 y 4 raciones (de 150 a 340 gramos) de carne a la semana, una o dos de ellas en el colegio, sin embargo, los menús ofrecían carne, huevos o pescado (proteína animal) en el 96% de los segundos platos (50% de ellos carne).

Para Luís Ferreirim, responsable de la campaña de Agricultura de Greenpeace España, “las Administraciones deben garantizar que al menos se cumplan las recomendaciones establecidas, un máximo de dos raciones de carne a la semana, y las familias exigirlo. Necesitamos una auténtica revolución alimentaria para garantizar nuestra propia supervivencia y la de las generaciones futuras y está en nuestro plato hacerla”.

Los comedores escolares son el espacio idóneo donde enfrentar los retos del cambio de modelo alimentario que debemos realizar en los próximos años para frenar el cambio climático, la destrucción de la biodiversidad, escasez y contaminación del agua, contaminación del aire… y los crecientes problemas de salud derivados de una mala alimentación. Además, los comedores son una de las grandes oportunidades para ofrecer a los más jóvenes las soluciones que nos están exigiendo.

  • Madrid es donde se ofrece menos proteína animal de media
  • En Madrid es donde más centros han incluido la medida explícita de “día sin proteína animal” para reducir su consumo.
  • Zaragoza es la ciudad más “carnívora”, ya que es donde de media se ofrecen más segundos platos con carne.
  • Valencia es donde menos carne se ofrece en los segundos platos, aunque se compensa porque es donde más se ofrece en los primeros platos
  • Barcelona es la única ciudad donde en algunos casos ya se ofrece un menú vegetariano alternativo.
  • en Soria todos los segundos platos incluyen proteína animal, pero no en los primeros platos

El menú ideal de comedor escolar

Un menú basal para 20 días lectivos estaría compuesto de unos primeros platos predominantemente de origen vegetal y de la siguiente composición para los segundos (preferentemente platos únicos), con un 60% de proteína anima. Este menú permitiría así a las familias, en el caso de la carne por ejemplo, ofrecer a los niños otras dos raciones en las cenas durante la semana y una en el fin de semana sin exceder las cuatro raciones máximas definidas en la Guía de Comedores Escolares, o sea entre los 150 a 340 gramos de carnes a la semana.

  • 4 platos de carne (20% de los platos del menú), siendo uno de carne roja
  • 4 platos de pescado (20%)
  • 4 platos de huevo (20%)
  • 8 platos sin proteína animal (40%)