Deporte y Vida

INFORME FAO

Un 14 por ciento de los alimentos en todo el mundo se pierde antes de ser distribuido

Un informe de la FAO concluye que si a las pérdidas alimentarias se suman los desperdicios que se producen de la fase minorista a la del consumo la cifra alcanza un tercio de los alimentos producidos al año

fao, alimentos, desperdicio, salud, nutrición
as.com

La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha hecho público un informe devastador que se centra principalmente sobre la cantidad de alimentos que se pierden en el mundo, aunque también aborda el problema del desperdicio. Dos conceptos directamente relacionados aunque con matices ya que el organismo considera pérdida desde la etapa posterior a la cosecha hasta su distribución, mientras que el desperdicio hace referencia al período comprendido desde la fase minorista a la del consumo.

Así la FAO afirma que un 14 por ciento de los alimentos se pierde antes de ser distribuido, aunque si a esas pérdidas alimentarias se suman los desperdicios que se producen en la siguiente fase de la cadena el resultado es dantesco: un tercio de los alimentos producidos cada año en el mundo, el equivalente a 1.300 millones toneladas, se pierde o se desperdicia.

"A medida que nos esforzamos por avanzar hacia la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos, sólo podremos ser verdaderamente eficaces si nuestros esfuerzos se basan en comprender a fondo el problema. ¿Cómo podemos permitir que se tiren alimentos cuando más de 820 millones de personas en el mundo siguen pasando hambre a diario?", explica el Director General de la FAO, Qu Dongyu.

Algunas claves de la pérdida de alimentos

  • Las pérdidas, que suman unos 400.000 millones de dólares (unos 360.000 millones de euros) a nivel global, dependen mucho del producto o del país donde se generan
  • Las pérdidas y el desperdicio son por lo general mayores en el caso de las frutas y hortalizas que en el de los cereales y las legumbres en todas las etapas de la cadena de suministro alimentario,
  • La excepción se produce con las pérdidas en las explotaciones agrícolas y las que se producen durante el transporte en Asia oriental y sudoriental.
  • En los países de ingresos más bajos, se atribuyen más pérdidas de frutas y hortalizas frescas a una infraestructura deficiente que en los países industrializados.
  • De hecho, muchos países de bajos ingresos pierden cantidades significativas de alimentos durante el almacenamiento, a menudo debido a las deficientes instalaciones de almacenaje, incluidos los locales refrigerados.
  • A pesar de que en la mayoría de los países de ingresos altos se dispone de instalaciones de almacenamiento adecuadas las pérdidas se producen durante el almacenamiento, en general debido a averías técnicas, mala gestión de la temperatura, la humedad o el exceso de existencias.
  • La recolección es el punto crítico identificado más frecuentemente para todo tipo de alimentos.
  • Las instalaciones de almacenamiento inadecuadas y las malas prácticas de manipulación también se mencionaron entre las principales causas de las pérdidas durante el almacenamiento en las explotaciones agrícolas.
  • Para las frutas, raíces y tubérculos, también parecen ser cruciales las fases de empaquetado y transporte.
  • Las cosechas a destiempo, los cambios extremos e inesperados en las condiciones meteorológicas, las infestaciones de insectos so también parte del problema.
  • Por regiones, en América Latina y el Caribe se pierden el 12 % de los alimentos, porcentaje que asciende a más del 15 % en Norteamérica y Europa, y supera el 20 % en el centro y sur de Asia.