Deporte y Vida

SEXUALIDAD

La encuesta nacional sobre salud sexual deja en evidencia a los jóvenes españoles

El 34 % ha utilizado la píldora del día después entre los 22 y 25 años; los jóvenes no conocen el doble metodo de preservativo femenino y masculino y desconocen los riesgos del sexo oral sin protección.

sexualidad ETS
as.com

¿Cómo evitar las enfermedades de transmisión sexual? ¿Cómo distinguir una infección de algo más grave? ¿Qué ocurre al mezclar medicamentos, anticonceptivos, con alcohol o drogas? ¿Qué efectos a largo plazo tienen determinadas enfermedades sexuales? Preguntas recurrentes, comunes y reales que dejan en evidencia a los jóvenes españoles que han participado Encuesta Nacional sobre Salud Sexual y Anticoncepción entre los Jóvenes Españoles, realizada por la Fundación y la Sociedad Española de Contracepción (SEC) a través de una encuesta a 1.200 jóvenes españoles entre 16 y 25 años.

Si bien los alarmantes datos del aumento del VIH en toda Europa, el miedo a que sea una enfermedad mortal hoy en día, han desterrado el uso del preservativo hoy en día entre los jóvenes, las prácticas de mezclar drogas y alcohol, y la mezcla de parejas sexuales sin protección, desde los jóvenes hasta los adultos, hacen que enfermedades como la gonorrea, sífilis, clamidea, linfogranuloma venéreo hayan vuelto con cifras alarmantes.

Educación sexual: ¿seguro?

¿Saben los jóvenes cómo prevenir un embarazo? ¿Cómo evitar enfermedades sexuales? ¿Saben que el sexo oral puede derivar en enfermedades mortales como el cáncer de laringe? Aunque el 72 % de los jóvenes españoles afirma haber recibido formación específica y reglada sobre sexualidad, los expertos de la Sociedad Española de Contracepción han criticado la escasa presencia de cursos y charlas en colegios e institutos. "Tenemos que educarles en las escuelas en sexualidad y afectividad. Así, se podrían evitar muchas situaciones futuras de machismo, violencia o sexismo", ha insistido la doctora Paloma Lobo Abascal, un dato que tiene mucho que ver con este aumento de las enfermedades por el 'hazlo por mi', 'no me gusta de otra manera', 'si no pasa nada'... y siempre hay consecuencias.

¿Dónde se informan los jóvenes sobre sexualidad?

Los encuestados reconocen que los profesionales de centros de orientación (34,5%) y los profesores (27,5%) deberían ser sus primeras fuentes de información, y no Internet y los amigos, como sucede hasta ahora. El estudio también ha realizado dos grupos de discusión con jóvenes para analizar cualitativamente sus pensamientos, que han revelado que su conocimiento recibido sobre sexualidad resulta "escaso, con poca continuidad en la información y mal tratado". Además, admiten "cierto pudor" para tratar este tipo de asuntos en el ámbito familiar.

Primeras relaciones sexuales: a los 16 años, y no satisfactorias para las mujeres

La edad media de inicio en las relaciones sexuales es de 16,7 años, y el 73,4 % de los jóvenes afirma haber mantenido relaciones sexuales coitales. La edad de la pareja con la que mantuvieran su primera relación sexual completa (con penetración) se sitúa un año y medio por encima de la suya. Sin embargo, solo el 30 % de las chicas realizan una valoración positiva de esa pérdida de la virginidad, mientras que el porcentaje sube hasta el 55,1 % de los hombres.

Preservativo... en ocasiones

Considerado el método más efectivo, económico y asequible para evitar enfermedades que pueden condicionar la vida futura de hombres y mujeres en temas de salud, en la encuesta nacional se ha preguntado por el método anticonceptivo más utilizado por los jóvenes, destacando el preservativo (52%). Le siguen la píldora (22,8%) y la 'marcha atrás' (4,2%). Un 28,4 % no utiliza ningún método: un 21 % porque no tiene relaciones sexuales, el 1,2 % porque no puede tener hijos y el 6,2 % no utiliza ningún método a pesar de tener sexo.

Así, el 76,4 % de los jóvenes asegura que utiliza métodos anticonceptivos en todas sus relaciones sexuales, si bien un 23,6 % no lo hace en todas las ocasiones. Esta práctica de riesgo se incrementa entre los hombres (25,3%) y los jóvenes de 16 a 18 años (26,3%).

El dato más alarmante: el uso del preservativo y la píldora del día después

Según la encuesta nacional, la principal razón de no usar siempre métodos anticonceptivos se encuentra en las ocasiones en las que se practica sexo oral (59,1%). Al margen de esa situación, los principales motivos se apoyan en la confianza (37,9%) o conocimiento de la otra persona (31%) o por creer que no se corre peligro (29,1%). No disponer de ellos en ese momento (24,1%) o la falta de tiempo para utilizarlos frutos del deseo incontrolado (18,2%) se sitúan en un tercer nivel de importancia.

Para el 71,3 por ciento de los jóvenes, el preservativo es un método para evitar riesgos de embarazo, a la vez que riesgos de enfermedades de transmisión sexual (ETS). En concreto, el 15,3 por ciento lo elige para evitar las ETS y el 15,5 por ciento como forma no producir la fecundación. No resulta muy popular el doble método (preservativo masculino o femenino más otro método anticonceptivo de alta eficacia), ya que un 73,1 por ciento no lo utiliza "nunca" en sus relaciones sexuales.

En cuanto a la 'píldora del día después', que este 2019 cumple diez años en España dentro de la venta libre en farmacias, el 71,1 por ciento no ha tenido que recurrir en ninguna ocasión a esta anticoncepción de urgencia, frente al 29,7 por ciento que sí. El 14,4 por ciento de los jóvenes de 16 a 18 años la ha utilizado alguna vez. Esta cifra se incrementa hasta el 19,9 por ciento entre los de 19 a 21 y llega al 34,1 por ciento entre los 22 y 25 años.