Deporte y Vida

SEGURIDAD VIAL

Conducir de noche: lo que debes prevenir

Moderar la velocidad, haber descansado lo suficiente, evitar conducir con la luz interior encendida, mantener una mayor distancia de seguridad, limpiar bien las lunas y el limpiaparabrisas.

conducir de noche
Opel

Conducir de noche no gusta a todo el mundo. Y más cuando se van cumpliendo años y la pérdida de visión es una constante, da igual que lleves gafas o lentillas, verás peor cada día y te costará más adaptarte a este tipo de conducción.

Graduarse la vista viene siempre bien, y si tu rutina cambia a conducir de noche, vigila bien todas tus gafas y acude más al oftalmólogo. Si realmente lo pasas mal conduciendo de noche, no es que tengas un problema si no es necesario, sólo tienes que ir con más cuidado.

Consejos para conducir de noche

  • Moderar la velocidad. "Es recomendable que la velocidad máxima se reduzca un 20% con respecto a las horas diurnas, es decir, 90 km/h en carretera. Con esta velocidad tenemos tiempo de reaccionar a cualquier circunstancia inesperada", nos cuentan desde Opel.
  • Realizar el viaje descansado y con paradas de descanso cada hora u hora y media de trayecto.
  • Evitar conducir con la luz del coche encendida, ya que provoca un mayor contraste entre el interior y el exterior y reduce la visión.
  • Mantener una distancia de seguridad mayor que durante el día.
  • Mantener limpios los cristales de la luna trasera y parabrisas "para evitar reflejos molestos y tener una mayor visbilidad a la hora de conducir", además que si llueve o aumenta la temperatura interior la visiblidad será mucho peor, nos recuerdan desde la marca automovilística.

Pese a los consejos que te podemos dar, debes tener en cuenta que es una cuestión también de edad. El hecho de estar más cansado, agotado, llegar exhausto a la noche hace que sea más difícil. Puede que a los 20 no lo entiendas, pero según te acerques a los 40... serás más consciente de esta situación.

Siempre puedes optar además por elegir vehículos con mayor tecnología. Por ejemplo, el sistema matricial de iluminación adaptativa IntelliLux LED® de Opel, galardonado sistema que promete jubilar para siempre el miedo a conducir de noche por falta de visibilidad, y lo hace posible gracias a sus recursos para no deslumbrar y ofrecer una óptima visión nocturna a los conductores.

Al abandonar una zona urbana, los faros matriciales cambian automáticamente a luz de carretera, dejando que su cámara frontal de alta resolución tome los mandos de los ocho elementos LED del sistema y controle en todo momento el haz de iluminación al tráfico y al entorno en busca de las condiciones óptimas no sólo para el conductor, sino también para todos los demás usuarios de la vía: los vehículos precedentes y los que circulan en dirección contraria quedan fuera del patrón de iluminación y se evita el deslumbramiento, mientras que el conductor disfruta de una visión nocturna mucho mejor, y tiene más tiempo para evitar posibles colisiones con objetos, animales, personas...