Deporte y Vida

MOTOR

Cómo conducir con nieve, hielo y lluvia: extrema la precaución

 conducir con nieve, viento y lluvia

Peugeot

Te contamos cómo sacar el máximo partido a tu coche, cómo conducir si nieva, qué debes evitar, y la extrema precaución que debes tener si la carretera tiene hielo.

La semana que acaba de comenzar nos avisa que hay que extremar las precauciones en cotas de montaña, especialmente cerca de montañas altas, ya que las precipitaciones van a ser constantes. Nieve, viento, lluvia, hielo... características que modifican la conducción.

Realizamos un viaje con nieve, viento y lluvia con un conductor experto, Borja Pérez, de Peugeot, quien nos da los consejos claves para extremar las precauciones durante este temporal.

Cómo conducir si llueve

"Ahora que empieza la lluvia el suelo empieza a resbalar, y lo que no voy a hacer nunca es frenar dentro de la curva, así como en seco puedes hacerlo y corregir la frenada, en mojado te arriesgas a que las ruedas resbalen y te salgas del carril", nos cuenta desde la Peugeot Winter Experience.

"Lo que hacemos es frentar antes de la curva, y en la curva soltamos freno. En una curva con lluvia no se frena. Aunque llegues un poco pasado, aunque veas que has llegado un poco más rápido de lo que debes, frenas fuerte, y luego sueltas, y te vas", nos cuenta. "Te aseguras que tus neumáticos no resbalen en mojado".

"Si puedes evitar tocar las líneas blancas, la pintura puede hacer que el neumático se vaya por unos centímetros, con la lluvia aumenta ese resbalón. Por supuesto, si llevas neumáticos de nieve que llevan más agarre, mejor. Si te vienes a hacer una carretera de montaña, con lluvia, y no llevas neumáticos de invierno, se nota muchísimo la diferencia y la seguridad. Tal vez no puedas pasar de una determinada velocidad, deberás ir despacio, e incluso puede que no te dejen las autoridades continuar el camino. Con los neumáticos de invierno no tienes problema ni de velocidad, ni de tracción", nos cuenta mientras está nevando en la carretera y cirucla tranquilamente por tramos cerrados a coches sin cadenas.

"España es un país bastante cálido, sólo hace mucho frío en cotas muy altas, por lo que sólo usan estos neumáticos y cadenas en estas zonas", nos cuenta. "Casi es más peligroso conducir con poca lluvia que con mucha, ya que el barrillo se mezcla con el aceite. Si llueve mucho, ha limpiado".

Cómo conducir si nieva

Conducir con nieve y hielo obliga a extremar las precauciones.

"Con nieve siempre hay que extremar la precaución, no hay que realizar acelerones brucos, ni frenar en las curvas, ni en nada que esté pintado ya que puede favorecer que resbale", afirma.

Si hay hielo además de nieve, "con el rocío de la mañana, si la carretera está congelada, cuando todavíaa no ha salido mínimamente el sol para deshacer, la humedad es muy peligrosa. Recomiendo extremar la precaución al conducir, también a última hora de la noche".

Si nieva, "no puedes conducir a la misma velocidad, y menos si está húmeda la carretera o tiene nieve... ya que el coche resbala. Además, si es una carretera de montaña no podremos ir a mucha velocidad por la geogría, pero al haber nieve debemos extremar la precaución porque podemos resbalar en cualquier momento", nos cuenta mientras conduce el nuevo modelo de Peugeot 508 SW que se venderá en España en junio.

Borja Pérez ha utilizado neumáticos de invierno, que no necesitan cadenas, en una carretera de alta montaña, desde 800 a 2000 metros, con una nevada intensa. Ni con el hielo, ni con las primeras gotas de lluvia a 600 metros, ni con la nieve constante en la carretera, el coche se ha movido, o ha necesitado parar. Tras los tramos que ha hecho tras la quita nieves la conducción ha sido constante, a un ritmo pausado pero sin ser lento e incluso a una velocidad de más de 70 km/h. Piensate mucho utilizar neumáticos de invierno si vives cerca de la montaña para evitar incidencias y no quedar atrapado.