Deporte y Vida

SALUD

Los 3 pasos para empezar a llevar una vida saludable

Ejercicio y dieta es el inicio, pero también una parte importante es cambiar lo que comemos sin hacer dieta, sentirse bien, relajarse, evitar el estrés y la ansiedad...

Los 3 pasos para empezar a llevar una vida saludable
as.com

Septiembre realmente es el mes de los cambios no sólo por el inicio de los colegios, institutos, universidades, sino también por la vuelta a la realidad tras las vacaciones, un momento donde bien hemos desconectado de nuestra vida y queremos cambiar ciertos aspectos, o bien hemos decidido dar una vuelta entera y empezar a dar pasos en la dirección que uno quiere. Ya sea a nivel deportivo o de salud, a nivel personal o laboral, vamos a empezar por los primeros pasos.

Los 3 pasos para empezar a llevar una vida saludable

A nivel deportivo

No hay que volverse loco y apuntarse a una Spartan. La clave del cambio deportivo está en la constancia. Prueba por pasos sencillos, como caminar todos los días. Añade a lo mejor correr cerca de casa, para saber si te gusta o lo descartas. No inviertas en una bici si no sabes si te va a gustar o se adapta a lo que quieres (tal vez una opción intermedia sea comprar de segunda mano y ver si te adaptas).

Prueba a apuntarte a un gimnasio sin tarifa anual, mes a mes, para ver si te gusta, si se adapta a tu ritmo personal y de trabajo. No es una cuestión de hacer lo que hace todo el mundo, tal vez necesites un entrenador personal a quien contarle lo que quieras; tal vez viajes tanto que no puedas llevar ese ritmo estricto, o tus horarios sean de noche, analiza primero tu situación y no te lances a lo que hace todo el mundo. Igual lo que a ti te apetece es apuntarte al club de piragüismo que hay en tu localidad. Hazlo.

A nivel nutricional

No es hacer dieta, es comer bien. De manera consciente, lo que te guste y sea saludable. Intenta desterrar ya de tu nevera congelados, preparados, y dedica tiempo a acudir al mercado,  a comprar productos frescos, a planificar alimentos de temporada con todo su valor nutricional. A cocinar, que relaja y hace que cada comida sea más sana. Incluso plantéate elegir una empresa de menús preparados caseros para comer mejor. Si al final acabas tirando comida, estás no sólo perdiendo dinero, sino también recursos. Y es una lástima.

A nivel psicológico

Puedes pensar en acudir a un psicólogo una vez al mes; todos necesitamos analizar nuestra vida desde fuera. Puedes intentar acudir a una exposición nueva para descubrir nuevos proyectos; puedes comprar cada mes una revista nueva, que desconozcas, para leer algo diferente; puedes dedicarte un tratamiento personal una vez al mes. Se trata de pensar en ti, lo que te haga sentir bien, y saliendo también de tu zona de confort para activar otras áreas de tu cerebro, para descubrir al menos durante un par de horas al mes algo que desconocías.