Deporte y Vida

RÉCORD GUINNESS

Así se entrena para batir el récord de 100 km a nado más rápidos

Pablo Fernández bebió 11 litros y consumió hasta 10 mil calorías, se levanta para entrenar en piscina a las 5 am, cuenta con una nutricionista, y realiza ejercicios de meditación y de agilidad mental cuanto está agotado.

PABLO Fernández récord guinness
Michael Patrick O'Neill

El español Pablo Fernández acaba de batir el récord mundial Guinness de los 100 kilómetros a nado en solitario más rápidos de la historia, con un tiempo de 12 horas, 21 minutos y 14 segundos en las costas de Florida, en Estados Unidos, conocidas por los repentinos cambios del tiempo, y por ser el lugar con más ataques de tiburones en el mundo.

¿Cómo se entrena para lograr este reto? ¿Cuánto se bebe en el agua? ¿Cómo se puede comer? Hablamos para Deporte y Vida con él nada más terminar el récord, y nos cuenta sus métodos, la resistencia mental, y los siguientes retos que afronta.

Así se entrena para batir el récord del mundo a nado

11 litros de líquido y 10 mil calorías es lo que ingirió durante las 12 horas de la prueba.

"A las 6 am estoy todos los días en la piscina (suelo descansar un día), para lo que tengo que levantarme a las 5 de la mañana. Hago sesiones de entre 7 y 10 km con lo que a lo largo de la semana nado entre 50 y 70 km. Entreno en una piscina endless pool", nos cuenta.

"Por las tardes, tengo sesión de entrenamiento en seco en el Metropolitan Eurobuilding con un entrenador personal, con quien entreno principalmente estabilidad y fuerza. También hago 2-3 sesiones de cardio (bicicleta normalmente) a la semana", añade. A lo que se suman las "sesiones con fisioterapeuta para la recuperación muscular".

El entrenamiento mental es fundamental

Las aguas de Florida son unas de las que más cambios de temperatura tienen.

Clave en un reto tan largo, nos cuenta cómo se prepara habitualmente, "hago 15 minutos de meditación todos los días antes de nadar. Y hago ejercicios de concentración en cansancio (como resolver operaciones matemáticas a 160 pulsaciones por minuto o con ejercicios de fuerza)", especifica.

"También hago ejercicios de visualización. Me imagino el reto de principio a fin, con diferentes escenarios y pienso cómo me sentiría y cómo reaccionaría. Eso me da seguridad cuando me enfrento a la situación en la realidad mi mente dice... 'esto ya lo he vivido, sé cómo gestionarlo", nos explica.

"En un reto de resistencia, es muy importante construir una resiliencia a base de disciplina del día a día. Esos días que suena el despertador a las 5 de la madrugada y estás muerto, son los que te dan la fuerza para continuar el día del reto en ese momento de debilidad. La rutina del del día a día es como un "depósito de resiliencia" Jajajaja", cuenta entre risas.

"Por último, en mi caso, mi exitosa experiencia profesional como co - fundador y CEO de Clicars me ha ayudado mucho a construir ese afán de superación y ese optimismo empedernido que te hace seguir adelante cuando todo a tu alrededor te dice que no. Es esa capacidad de trabajo y sacrificio la diferencia entre conseguir o no grandes metas", relata a AS.com

Plan de alimentación en el reto

En este sentido, estar nadando en aguas abiertas requiere un plan específico y que se haya demostrado que nuestro cuerpo aguanta. "Comía cada 30 minutos. Siempre tomaba medio litro de líquido (a veces agua, a veces bebida isotónica) y lo iba alternando con plátano, gel y barrita. Siempre así (¡22 comidas en total!), por lo que bebí más de 11 litros de agua y consumí 10.000 calorías). El día del reto lo importante es no hacer experimentos y probar lo que te ha funcionado otras veces", recalca.

"Los días de antes hago una carga de carbohidratos, sales, vitaminas y ¡mucha agua!", explica Fernández.

"En periodo de entrenamiento tengo una nutricionista que me monitoriza frecuentemente (¡hay que cuidarse!)", y es que en el más alto nivel y cuando te estás jugando la vida, llevar cada factor de los entrenamientos, del trabajo, del ejercicio, planificado y estudiado, es clave para conseguir el éxito, como bien nos ha contado.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Pablo Fernandez Alvarez (@pablo.swim) el

“Todas las semanas tengo clases de técnica con mis profesores de natación de IberSwim Jorge y Emilio, con los que entreno con la metodología de origen japonés total inmersión, basada en la eficiencia del nado y de ser capaz de nadar con la menor fricción posible, deslizándote y fluyendo como un pez para conservar el máximo posible de energía”, añade.

Quién es Pablo Fernández

En el plano deportivo, Pablo es un consumado nadador de aguas abiertas, y cuenta con varios récords oficiales del mundo reconocidos por la Federación Internacional de Natación en Aguas Abiertas, como ser el primer nadador en el mundo en cruzar el Río Congo, la distancia que separa Nicaragua de El Salvador, la que separa Senegal y Gambia o la de las Islas Vírgenes y Puerto Rico, los 100 kilómetros más rápidos de la historia, la bahía de Ha Long y nadar sin protección entre tiburones en Sudáfrica. Lo destacable de todos los retos es su carácter benéfico, habiendo donado hasta la fecha más de 30.000 euros a causas sociales.