Deporte y Vida

SALUD

Las nueces como aliadas para combatir el cáncer de mama

nueces, nuez, cáncer de mama, salud, nutrición

as.com

Un estudio de la Universidad de Marshall (EEUU) ha identificado el consumo de nueces como un factor que podría reducir el crecimiento de los cánceres de mama en ratones, aunque no es su único beneficio.

Cada vez son más los estudios que otorgan a los frutos secos importantes propiedades y beneficios para el organismo. Las nueces, los pistachos, las almendras, los cacahuetes o las avellanas, entre otros, constituyen simple y llanamente un alimento imprescindible que debería formar parte de cualquier dieta equilibrada y saludable.

La ingesta de una cantidad moderada (unos 25 o 30 gramos diarios) y en crudo, es decir, sin haber sido sometidos a transformación industrial que haya podido añadir sal a la ecuación o menguar su aporte nutricional, es de las mejores decisiones que puedes tomar porque su consumo está asociado a la prevención de enfermedades como diabetes, hipertensión arterial, dislipemias, enfermedades cardiovasculares, obesidad o determinadas enfermedades neurológicas y demencias como el Alzheimer.

Y parece que también a determinados tipos de cáncer. Al menos, en lo que a las nueces se refiere ya que un estudio de la Universidad de Marshall (EEUU) ha identificado el consumo de este fruto seco como un factor que podría reducir el crecimiento de los cánceres de mama en ratones.

Los resultados de la investigación, publicados en la revista Nutrition Research, indican que el consumo de 57 gramos de nueces al día durante unas dos semanas cambió significativamente la expresión génica en los tumores ya confirmados en mujeres.

"Los resultados del estudio confirman la hipótesis de que, en los humanos, el consumo de nueces podría suprimir el crecimiento y la supervivencia de los cánceres de mama, aunque se necesitaría realizar un estudio a gran escala para confirmar clínicamente que su consumo realmente reduce el riesgo de cáncer de mama o de recurrencia", explica W. Elaine Hardman, principal autora del trabajo y profesora de la Universidad de Marshall.

Más evidencias sobre las nueces

Pero más allá de esta esperanzadora noticia, el beneficio de incorporar nueces a la dieta ya había sido confirmado por investigaciones de universidades tan prestigiosas como la de Harvard que, en un estudio publicado en 'The American Journal of Clinical Nutrition' , concluía que las dietas que incorporan nueces podrían reducir significativamente el colesterol total, el colesterol 'malo', los triglicéridos y la apolipoproteína B. Y todo ello sin tener ningún tipo de incidencia sobre nuestro peso o sobre la presión arterial.

Pero hay más, otro estudio a cargo de investigadores de la Universidad de California (EEUU), publicado en en la revista 'Nutrients', confiere a las nueces la capacidad de reducir la prevalencia y frecuencia de síntomas de depresión en los adultos. Y es que los investigadores, tras examinar a más de 26.000 adultos estadonuidenses, cuantificaron en un 26 por ciento menor el nivel de depresión de quienes consumían nueces.

Así pues, el consumo de nueces en particular o de frutos secos en general es altamente beneficios, como también demuestra un reciente estudio, publicado en 'The journal of nutrition, health & aging', que asegura que el consumo diario de frutos secos mejora hasta un 60 por ciento la función cognitiva. Ya ves que son todo ventajas.