Deporte y Vida

NUTRICIÓN

"Los superalimentos no provienen de Marte, ni tienen poderes especiales"

doctor nicolás romero, nutrición, alimentación, obesidad, salud, dietas milagro, superalimentos

Javier Herráez

RTVE

El doctor Nicolás Romero ha publicado recientemente ‘Si te gusta comer, aprende a adelgazar’, donde comparte su visión sobre temas tan candentes como obesidad, nutrición, superalimentos o dietas milagro.

Nicolás Romero Lara es médico, experto en nutrición y alimentación. A lo largo de su extensa carrera ha centrado su labor en el estudio de la obesidad y su tratamiento, la nutrición humana, el ejercicio físico y la psicología social. Además también es experto en comunicación audiovisual y ha puesto en marcha programas de salud en RTVE como Doctor Romero, que ha dirigido y presentado, y participa en Saber Vivir, donde presenta una sección semanal sobre nutrición.

Recientemente ha publicado Si te gusta comer, aprende a adelgazar (Ediciones Martínez Roca), un libro de motivación que explica cómo influye la actitud en el sobrepeso y en la obesidad y desenmascara los grandes mitos sobre nutrición y dietas extremas para disfrutar de la comida sin sentir culpabilidad. El doctor Nicolás Romero comparte para Deporte y Vida su particular visión sobre los grandes temas relacionados con la alimentación, repleta de matices y aristas.

La primera pregunta es obligada en los tiempos que corren. ¿Es posible comer sin sentirse culpable?

Nos hacen creer que con la comida podemos medir la felicidad. Nos calma la ansiedad, nos ayuda a relacionarnos, mejora el éxito social. Nos hacen sentir culpables por no comer de una forma moralmente correcta para luego vendernos ‘comida limpia’, dietas depurativas y superalimentos. Cuando aprendemos que la comida solo sirve para alimentarnos, entonces disfrutamos sin culpa.

Usted habla de una manera moralmente correcta de comer para no engordar erróneamente inculcada en la memoria colectiva. ¿Qué papel juegan las creencias en la alimentación?

De uno a diez, un doce. Las creencias siempre ganan al sentido común. Junto a mi libro, en la lista de los más vendidos, hay uno cuyo método promete la figura esbelta de las top model en dos semanas. ¿Hay alguien que consiga esto? ¡Absolutamente nadie! Pero es un superventas. Intento ayudar a esa gente que sufre porque es incapaz de cambiar estas falsas creencias morales.

Y el cerebro, ¿hasta qué punto es determinante?

El cerebro es nuestro seguro de vida. Decide por el sabor, si un alimento nos conviene. Procura que tengamos todos los nutrientes necesarios, variando las comidas. La industria ataca ferozmente al cerebro, engañándolo con los ricos sabores falsos de los ultraprocesados y envolviendo en plásticos la comida para que no la pruebe antes de comprarla, y no nos pueda mostrar la verdad.

¿Es posible promover una relación más sensata con la alimentación en una época en la que, como afirma, la nutrición se trata con excesiva ligereza?

Hacerlo posible, es mi reto. He puesto en marcha un movimiento de Revolución Sana para implicar a personas famosas como prescriptores de nuevos hábitos en salud emocional, ejercicio físico y pautas de alimentación para todos los ciudadanos. Nuestra sociedad lo necesita. Apelo desde aquí a deportistas, periodistas, presentadores de TV, chefs, políticos y artistas que quieran colaborar.

Frutas y verduras deben formar parte de una dieta saludable.

Asegura en las páginas de su libro que la dieta mediterránea es el plan de alimentación más saludable del mundo. ¿Por qué?

La dieta de buena parte de la población mundial es monótona. Un cereal y una legumbre básicos, unas pocas frutas y verduras, y un poco de carne o pescado muy de vez en cuando. Tenemos la suerte de vivir en una zona del planeta con enorme variedad de alimentos y eso ha hecho que nuestra gastronomía sea rica, con mucho sabor, y que, con poca cantidad estemos bien alimentados.

Sabemos que los alimentos ultraprocesados son potencialmente perjudiciales para la salud, pero seguimos tropezando con la misma piedra. ¿Hasta qué punto es la salud el principal argumento de consumo?

A la hora de comer, siempre ponemos el sabor por delante de la salud. Los ultraprocesados consiguen sabores de diseño dulces o salados que engañan a nuestro cerebro que pide más y más, en grandes raciones de las que no se cansa ¿Por qué no hay ultraprocesados amargos o muy ácidos? Porque el cerebro suele rechazar estos sabores y no se venderían.

La obesidad es un problema de salud tildado ya de epidemia. ¿En qué consiste la ‘obesofobia’ y por qué asegura que engendra más obesidad?

La sociedad desarrolla ‘obesofobia’ porque está atemorizada al ver cómo crece esta epidemia. Le gustaría que hubiera una cura universal, pero no la hay. Las personas con obesidad se autoengañan para defenderse de esta actitud de rechazo. Por eso se perciben con menos peso del que realmente tienen y comen más de lo que creen. Cada vez son más obesos. Es un círculo vicioso.

La comida rápida es uno de los principales problemas para la salud.

Autoengaño y alimentación. ¿La mente es parte del problema y a su vez de la solución?

¿Por qué una persona de alimentación ecológica compra una manzana fea y deforme que nadie elegiría en el supermercado? Porque cree que es más natural y más sana. Es una cuestión de punto de vista. En la obesidad nos autoengañamos para poder soportar esta contradicción: el sobrepeso acabará matándome, pero no puedo dejar de picotear a todas horas.

Si tuviéramos la posibilidad de oler e incluso probar un alimento, ¿cambiarían nuestros hábitos de compra y de consumo?

Sin ninguna duda. Controlaríamos mejor nuestro peso corporal y gastaríamos menos en comida. Los consumidores cometemos todos los días millones de errores forzados en la compra, porque no probamos los alimentos antes de llevarlos a casa. El resultado es que, aunque te equivoques con un producto, si lo has pagado, te lo acabarás comiendo, aunque no te guste.

Superalimentos. ¿Cuánto hay de mito y cuánto de realidad?

Todo de mito, nada de realidad. Los superalimentos no provienen de Marte, ni tienen poderes especiales. Son alimentos que han existido siempre, y que suelen contener una alta concentración de nutrientes, que nos hacen pagar a precio de oro. Cuidado con falsos superalimentos de moda como el aceite de coco porque puedes estar dañando tu salud a precio de oro.

Es importante saber cómo funcionan los nutrientes en el organismo.

¿Hasta qué punto comemos alimentos naturales realmente?

Las almendras silvestres son amargas. No existen fresones salvajes en la naturaleza. La vaca es un invento humano. Casi todos los alimentos que consideramos naturales han sido manipulados por el hombre. Por eso no debemos caer en la trampa cuando nos venden algo como ‘natural’. Es preferible fijarse en cómo ha sido criado o cultivado, si ha sido de una forma respetuosa.

Vegetarianos, veganos... ¿Está a favor de las dietas excluyentes? ¿Son nutricionalmente completas?

Son opciones de alimentación libres que se pueden llevar a cabo gracias a la riqueza de alimentos de que disponemos. Si hubiera escasez de comida, no se podrían seguir. Creo que son dietas para adultos responsables. En jóvenes hay que estar muy atentos con las dietas excluyentes porque pueden derivar en un trastorno de la conducta alimentaria.

Hace un repaso exhaustivo sobre las denominadas dietas milagro. ¿Qué hay de milagroso en adelgazar? ¿Por qué deben evitarse?

Mantener el peso adecuado es asegurar la salud. Cuando engordas entras en un escenario de incertidumbre que puede detonar en diabetes tipo 2, en hipertensión arterial, en ictus, o en algún tipo de cáncer. El problema es que no sabemos con cuantos kilos de más se va a producir. Las dietas milagro viven del miedo de la gente y pueden causar más estragos que el propio sobrepeso.

Otra vez el poder de la mente. ¿Qué es el método de la inteligencia corporal?

La inteligencia corporal es conocer tu cuerpo y anticipar las reacciones de tu mente. En mi método quiero saber la calidad de tu músculo antes de hacer ejercicio. Saber si tu estómago produce poco o mucho ácido para ver qué alimentos convienen a tu digestión. He visto parejas rotas porque cuando se sentaban a comer, lo que le convenía a uno, le sentaba mal al otro, y discutían sin saber por qué.

Habla en repetidas ocasiones de un plan de alimentación. ¿Cuáles son las bases sobre las que debe cimentarse?

Un buen plan de alimentación debe acercarse a la comida que te gusta comer, porque así la adherencia será mayor de un año, y tendremos éxito asegurado. El plan debe basarse en la calidad de los aportes de nutrientes y en el favorecimiento de la saciedad para comer menos. Los alimentos y platos son los de la auténtica dieta mediterránea, que busca la frugalidad y el disfrute del sabor intenso en porciones pequeñas.

Adelgazar es una de las grandes obsesiones de nuestro tiempo.

Para aprender a adelgazar, ¿primero hay que aprender a alimentarse?

Hay que aprender cómo combinar los alimentos y saber cómo funcionan los nutrientes en mi organismo. Pero es muy importante aprender a reconocer las sensaciones de apetito y saciedad. ¿Este nerviosismo es hambre o ansiedad? ¿Estoy comiendo por aburrimiento? ¿Cómo resisto la presión de varias personas que te dicen come? Si controlas estas situaciones, lo has conseguido.

¿Cuáles son los alimentos o grupos de alimentos que no deben faltar en una dieta saludable?

Las frutas y verduras aportan el agua y la fibra, que son nutrientes reguladores. Con proteínas vegetales y animales, y algunos tipos de grasas, se construye y repara el organismo. Están en las legumbres, frutos secos, huevos, pescado y aceite de oliva virgen extra. ¿Y la energía de dónde se obtiene? Prácticamente de todos los demás. Por eso pan, arroz, y pasta, tomaremos poco.

¿Qué errores son imperdonables en lo referente a la alimentación?

El primero es que seguimos haciendo mayoritariamente un desayuno dulce con muchos azúcares añadidos y grasas saturadas. Faltan proteínas, fibra y vitamina D. El segundo es sustituir la carne y el pescado frescos de los platos principales por salchichas, hamburguesas y sanjacobos. El tercero, abandonar los tres platos de menú y picotear cualquier cosa para comer, sin fruta de postre.

La alimentación es básica pero, ¿qué papel juegan tanto el ejercicio físico como el descanso en la ecuación de la salud?

Dormir menos de lo necesario puede aumentar el peso corporal. El estrés altera la regulación del cortisol, una hormona que puede causar aumento de grasa de la zona de la cintura. El ejercicio físico es el gran regulador de la salud. ¿Con el ejercicio se adelgaza? Menos de lo que se cree. Pero si no hacemos un poco de ejercicio probablemente nos cueste mucho aprender a adelgazar.