Deporte y Vida

SALUD

Día de la Incontinencia Urinaria: un problema para 50 millones de personas

incontinencia urinaria

as.com

Puede haber pérdidas de orina durante las relaciones sexuales, al salir a correr, al practicar halterofilia, por la noche según envejecemo e incluso al toser o estornudar.

Ejemplos que no se cuentan de incontinencia urinaria son los más sencillos y básicos: estornudar y que se escape el pis; toser y no poder controlar el esfínter; salir a correr para hacer deporte y evitar tener la vegija llena para evitar pérdidas. Es algo que ocurre a diario en gente joven.

Sí, mujeres y hombres jóvenes que padecen incontinencia urinaria, pero no se dice. Sobre todo mujeres que han dado a luz por vía vaginal. No hace falta llegar a la menopausia, no hace falta tener determinada edad. La obesidad también influye, de la misma manera que el estreñimiento crónico.

Los datos que desconoces de la incontinencia urinaria

El 14 de marzo se celebra el Día Internacional de la Incontinencia Urinaria, un problema de salud que afecta hasta 50 millones de personas en Europa y a casi 6,5 millones de españoles. Entre las causas más comunes de la incontinencia, producida por el debilitamiento del suelo pélvico tanto en hombres como en mujeres, están los producido, y el aumento del tamaño de la próstata.

En el día internacional de este problema, que afecta la vida diaria de quien lo padece, hay mitos que hay que desterrar, y datos a conocer:

-algunos deportes pueden debilitar tu suelo pélvico, es lo que explica Carolina Walker, fisioterapeuta portavoz de Centradaenti.es de TENA Lady, algunos ejercicios o deportes provocan un aumento excesivo de la presión dentro del abdomen y de la pelvis; y el suelo pélvico es la principal estructura que recibe estas presiones. "Cuando la musculatura pélvica recibe de forma continuada elevadas presiones puede llegar a debilitarse y afectar a sus funciones que aseguran la continencia, es decir, el cierre de los esfínteres". Esos deportes de alto impacto son la halterofilia, el running, el salto, o la gimnasia que pueden comprometer la funcionalidad del suelo pélvico si se practican de forma profesional o con demasiada asiduidad.

-1 de cada 3 mujeres a partir de los 50 años ha tenido pérdidas de orina de algún tipo; mientras que en el caso de los hombres 1 de cada 4 a partir de los 40 años padece algún tipo de pérdida de orina.

-la vejiga puede contener entre 300 ml y 400 ml de orina durante el día, unos dos vasos de agua.

-la incontinencia de esfuerzo tiene una tasa de curación de entre el 80 % y el 90 % con rehabilitación o cirugía, según explica Gema García Gálvez, portavoz de TENA Lady.

-entre los mitos más comunes, cortar la micción no ayuda a fortalecer el suelo pélvico, según explica la fisioterapeuta Carolina Walker. "Si realizamos contracciones de suelo durante la micción, cortaremos el flujo de la orina al bloquear el conducto de salida. Esto provocará una alteración en la función normal de la vejiga que podría impedir su vaciado completo. El residuo de orina que quede en la vejiga podría aumentar los riesgos de infección. Por este motivo, no es conveniente cortar la micción con frecuencia. Los músculos del suelo pélvico hay que fortalecerlos a través deejercicios de fortalecimiento pero nunca a través de ese corte de orina".

-el 78 % de las mujeres con incontinencia urinaria no usa productos específicos para las pérdidas de orina. "El pH y la densidad de la orina requieren de un producto capaz de retener su fluidez y de neutralizar el olor. El flujo menstrual es más espeso y se expulsa más lentamente, mientras que la orina es más líquida y se expulsa en mayores cantidades, por lo que se necesita una absorción más rápida", añaden.

-el café, el alcohol, los alimentos ácidos como los cítricos, las bebidas con cafeína son diuréticos que contribuyen a tener que orinar con mayor frecuencia, pudiendo llega a irritar la vejiga y aumentar el riesgo de sufrir pérdidas.

-se pueden tener incontinencias durante las relaciones sexuales.

-las mujeres con diabetes son más propensas a sufrir problemas de sensibilidad de la vejiga, que pueden derivar en incontinencia urinaria por rebosamiento.

-más del 50 % de las mujeres con incontinencia urinaria sufren también de dolores de espalda.

-las pérdids de orina durante la noche, nicturía, es común según vamos cumpliendo años, por eso los mayores se levantan al baño mucho más a menudo. "La vejiga de una persona joven puede retener hasta medio litro de orina, pero con la edad suele reducirse a casi la mitad dado que los músculos de la vejiga se vuelven menos elásticos".

0 Comentarios

Normas Mostrar