Deporte y Vida

SALUD

El uso excesivo e indebido de antibióticos hace “sonar las alarmas”

bacterias, microbios, medicamentos, fármacos, resistencia, salud

as.com

La mala utilización y el abuso de medicamentos antimicrobianos en la medicina y los sistemas alimentarios contribuyen al aumento de microbios que causan enfermedades y son resistentes a los fármacos.

El mundo se enfrenta a diferentes retos en materia de salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya avisó a principios de año que entre las principales preocupaciones se encontraban, entre otras, los brotes de enfermedades que pueden prevenirse gracias a la vacunación, como el sarampión y la difteria,, el aumento de las tasas de obesidad y la inactividad física o los efectos en la salud de la contaminación ambiental y el cambio climático.

Ahora, la Unión Europea, a través de un informe elaborado por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), hace sonar las alarmas sobre otro de los retos que la OMS también vislumbró: el aumento de los informes de patógenos resistentes a los medicamentos.

Y es que el uso excesivo de antibióticos o su mala utilización provoca que la capacidad de las bacterias, parásitos, virus y hongos para resistir la acción de los medicamentos amenace con evitar que se puedan tratar fácilmente infecciones como la neumonía, la tuberculosis, la gonorrea o la salmonelosis.

Infecciones "imposibles de tratar"

“El informe publicado debería hacer sonar, otra vez, las alarmas. Los resultados demuestran que vivimos en un mundo donde cada vez más las infecciones comunes se vuelven difíciles o incluso, en ocasiones, imposibles de tratar. Sin embargo, algunas políticas nacionales ambiciosas en detreminados países que limitan el uso de antimicrobianos han logrado una disminución de la resistencia antimicrobiana”, asegura Vytenis Andriukaitis, comisario de Salud y Seguridad Alimentaria de la Unión Europea.

“Así pues, antes de que el sonido de alarma se conviertan en una sirena ensordecedora, asegurémonos de que actuamos de manera conjunta bajo un mismo enfoque en todos los países y en todos los sectores de salud pública, salud animal y medio ambiente”, concluye el comisario.