Deporte y Vida

MOBILE WORLD CONGRESS

Unas gafas de realidad mixta revolucionarán las cirugías

hololens 2

Microsoft

Son las HoloLens 2 de Microsoft, presentadas en el MWC de Barcelona. Permiten ver realidad aumentada, más allá del 2D y 3D, lo que será una ayuda fundamental en diferentes operaciones.

Dicen en Microsoft que son los ojos de la Inteligencia Artificial, y en verdad la tecnología que presentaron ayer en el Mobile World Congress es tan sorprendente que parece ciencia ficción. Las HoloLens 2 van a revolucionar muchos sectores, pero la salud sobre todo.

Estamos hablando de una cámara especial capaz de reconocer lo que hay en el entorno e interpretar qué sucede conectada a la nube. Imagina, la programas para una habitación de hospital, y la cámara podría avisar al control de enfermería si el paciente tiene algún problema, si se levanta y no debe, si puede caminar sin problema pero resulta que se cae...

HoloLens 2 revolucionará las operaciones

En una operación, se pueden tener cargadas en las gafas todas las pruebas de diagnóstico por imagen que se haya hecho el paciente y superponer sus imágenes en el campo quirúrgico en tiempo real.

Estas 'lentes' nos permiten tener entre manos una Inteligencia Artificial que "ve" lo que sucede y puede desencadenar acciones según lo que suceda. Permiten manipular los hologramas directamente con los mismos gestos intuitivos que se utilizan en el mundo real con los diferentes objetos.

En la presentación que se realizó ayer, y que se puede ver a partir del minuto 27.15 en este enlace, se puede ver cómo reconocen las manos y a pastir de ese reconomiento puede hacer casi lo que quiera.

Imagina una operación delicada, donde tenga que trabajar en un espacio reducido. Gracias a la tecnología, se pueden tener cargadas en las gafas todas las pruebas de diagnóstico por imagen que se haya hecho el paciente y superponer sus imágenes en el campo quirúrgico en tiempo real.

Podrías superponer los cortes de un TAC para ver en qué ubicación exacta está un tumor incluso antes de abrir, o una vez abierto, ver hasta dónde llega cada tejido superponiendo las imágenes. O, sobre la marcha, consultar atlas de anatomía, o ver sobreimpresas las constantes del paciente. Prácticamente, lo que se te ocurra.