Deporte y Vida

NUTRICIÓN

¿Por qué la manzana es una de las frutas más consumidas en España?

manzana, nutrición, beneficios, salud

as.com

Su sabor, versatilidad como ingrediente y alto valor nutricional hacen que esta fruta, de la que se consumen más de 11 kilos por habitante y año, sea un imprescincible dentro de la dieta mediterránea.

Existen más de mil variedades en todo el mundo, aunque obviamente a nuestras manos solo llegan unas pocas. Hablamos de la manzana, que se ha convertido en la tercera fruta que más se consume en España solo por detrás de la naranja y plátano con cantidades que alcanzan los 11 kilos por habitante y año.

Y no es de extrañar ya que su sabor, versatilidad como ingrediente en la cocina y alto valor nutricional la convierten en un alimento imprescindible dentro de la dieta mediterránea. Además, se trata de una fruta muy accesible y económica ya que su precio medio oscila entre 1 y 2 euros/kilo.

Una manzana al día mantiene al médico en la lejanía

El refranero popular está repleto de grandes verdades y el dicho ‘una manzana al día, mantiene al médico en la lejanía’ es un claro ejemplo de ello. Y es que esta fruta aporta al organismo innumerables beneficios que no debemos obviar:

· Fuente de vitaminas y minerales.

· Se recomienda su consumo por sus propiedades astringentes, antisépticas y antiinflamatorias.

· Ayuda a combatir el colesterol gracias a la quercetina, un flavonoide.

· Es ideal para diabéticos ya que ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre.

· Se trata de un alimento saciante.

· La manzana es baja en calorías ya que solo aporta unas 75 kcal en una pieza de 150 gramos.

· Tiene un alto contenido en fibra. Unos 3 gramos en una pieza de 150.

· Poder antioxidante.

· Comer una manzana a mordiscos ayuda a mantener una buena higiene bucodental.

Adquisición, conservación y consumo

Más allá de lo que se refiere estrictamente a sus propiedades y beneficios, hay una serie de cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de comprarlas, conservarlas y consumirlas:

· Es importante conocer la información sobre origen, variedad, categoría y calibre.

· Elige siempre las manzanas con la piel limpia y firme, sin defectos o alteraciones importantes, con coloración uniforme y características de la variedad, y que huelan.

· Conserva las manzanas en lugar frío, seco y oscuro si no las vas a consumir de inmediato.

· Al pelar la fruta eliminas restos químicos de la piel, pero también parte de los nutrientes.

· Las manzanas más dulces suelen tomarse crudas.

· Las variedades intermedias podrás consumirlas también crudas o usarlas como un ingrediente más en la ensalada.

· Las manzanas más ácidas son más adecuadas para hacer purés, guarniciones de guisos y para repostería.