Deporte y Vida

FITNESS

Entrenar en ayunas no quema más calorías

entrenar en ayunas

WARREN GOLDSWAIN

Independientemente de la hora de entrenamiento, se debe evitar la ingesta de azúcares simples de asimilación rápida que impedirán que el cuerpo recurra a las reservas de grasa, reduciendo la quema de calorías.

Los horarios para entrenar, ya sea de manera profesional o amateur, varían según nuestro horario de trabajo sobre todo. Los turnos de tarde, noche, jornada tradicional, modifican cómo salimos a la calle y si vamos al gimnasio. No todo el mundo se levanta a las 5 ó 6 de la mañana para entrenar antes de ir al trabajo. Ni al volver a las 8 de la tarde, se cambian de ropa y se van al gimnasio, normalmente el entrenamiento se intercala en la jornada laboral en la medida de las posibilidades.

Pero, si puedes elegir, y sales a entrenar por la mañana, es importante que hayas desayunado, para que el cuerpo tenga gasolina de dónde tirar. Y es que entrenar en ayunas significa que la energía del cuerpo es menor y se pueden producir lesiones.

El mejor desayuno a la hora de entrenar

Para no ir en ayunas, es recomendable ingerir algo ligero y saludable, como frutos secos o una pieza de fruta, y hacerlo entre una y dos horas antes de entrenar o tomar un buen desayuno si se quiere entrenar a primera hora de la mañana, es lo que sugiere Miguel Ángel Rodríguez, director de salud de Zagros Sports La Moraleja.

“Independientemente de la hora de entrenamiento, se debe evitar la ingesta de azúcares simples de asimilación rápida y de comidas copiosas dado que impedirán que el cuerpo recurra a las reservas de grasa, reduciendo la quema de calorías”, algo que parece obvio, pero no siempre ocurre así, y evitar esa sensación de pesadez y extra de azúcares puede llevar a una mala asimilación no sólo del desayuno, sino a ser más propensos a las lesiones.

¿Y los suplementos?

“Algo similar ocurre con los suplementos proteicos. Si se toman antes del entrenamiento, el cuerpo los utilizará como sustrato energético, impidiendo ese pequeño daño muscular necesario”, afirma Rodríguez.

“En su lugar, se recomienda tomarlos al concluir el entrenamiento como parte de la recuperación”, añade, una manera de darle al cuerpo una recompensa para que fibras musculares, cadenas musculares, se nutran correctamente.

0 Comentarios

Mostrar