Deporte y Vida

BIENESTAR

El ciclo vata: clave en otoño

ciclo vata

Terai Cosmética

El ayurveda, junto al yoga, busca un equilibrio entre lo físico y lo emocional; con el mes de septiembre llegan los cambios, y el ciclo vata es uno de los principales.

El otoño es un momento de cambio para muchos, no sólo por el adiós al buen tiempo, el cambio de agricultura, de alimentación, de temperatura, estar más en casa, es una época donde las competiciones deportivas están en plena ebullición… y es también cuando mucha gente se replantea su vida y busca un cambio.

En el ayurveda Vata es mucho más, y hoy vamos a aprender que hay alimentos vaya, energía vata, personas vata… porque todo está relacionado y cuando encaja, es un todo perfecto. Así, según estas creencias, en el Ayurveda está el conocimiento para los que quieren disfrutar de la vida con salud y longevidad en un cuerpo físico, equilibrando cuerpo y mente. Y en el Yoga estaría el conocimiento para controlar el cuerpo y la mente, equilibrando sobre todo el alma.

Hablamos con la doctora Verónica Garcia quien ha diseñado un ritual de belleza que para combatir la sequedad en los meses que vendrán y poner todo en perspectiva: “el otoño es la época en la que tenemos que tener especial cuidado de no agravar las características de Vata. Nosotros mismos nos provocamos un estrés adicional queriendo estar en muchas partes a la vez y la vuelta al trabajo y al colegio no ayuda. Con las formulaciones de Terai Cosmética buscamos el equilibrio holístico de nuestros clientes. No sólo de su piel sino también de sus emociones y su mente”. Se realizan en un centro especializado en Bilbao, todo de manera artesanal.

En el ayurveda todo es un ciclo, todo está relacionado, y si equilibramos por fuera lograremos equilibrar por dentro. Por eso el ciclo vata del otoño es de movimiento, de cambio; la etapa vata de la vida sería la de la madurez, sirve para crear sabiduría.

-Un vata equilibrado muestra vitalidad, imaginación, creatividad, intuición, espontaneidad, alegría, adaptabilidad, iniciativa y buena comunicación.

-Un vata desequilibrado se manifiesta con nervios, cambios de humor, pensamientos dispersos, dramático y/o fatalistas, insomnio o trastornos del sueño profundo, ansiedad, depresión, síndrome premenstrual o irregularidades en el ciclo, falta de atención, pérdida de concentración, dolores muscular, hipersensibilidad al ruido, estreñimiento, impaciencia, poca resistencia o fatiga, hipertensión o palpitaciones fuertes en el corazón, intolerancia al tiempo frío y al viento.

Es por eso que si nos enfocamos a cuidados estéticos como los que explica la doctora, con productos enfocados directamente a este bienestar, estaremos creando algo más, una relajación, un ritual nuestro que nos lleve a la calma, una pequeña revolución en nuestro interior a través de nuestro exterior.

0 Comentarios

Normas Mostrar