Deporte y Vida

EJERCICIO

La importancia de los ejercicios hipopresivos para el suelo pélvico

abdominales hipopresivos

Xavier Solanas

Reír, toser, estornudar, cargar peso, hacer deporte, las relaciones sexuales, el estreñimiento, la obesidad, los embarazos, la menopausia… hacen que la faja abdominal y la musculatura perineal puedan verse afectadas.

El suelo pélvico se deteriora con la edad y el estilo de vida. Especialmente en las mujeres, que tras los embarazados la musculatura queda no sólo tocada, sino a veces desgarrada. La incontinencia urinaria, diferentes problemas sexuales, prolapsos… son algunas de las consecuencias que las afectan y que, en menor medida, afectan también a los hombres.

Es por ello que reforzar la musculatura de esta zona cuando se es joven, pero sobre todo a medida que se van cumpliendo años y el estilo de vida ha empezado a hacer mella, es fundamental.

La base de nuestro cuerpo

Los abdominales hipopresivos juegan un papel importante para el fortalecimiento del suelo pélvico. La musculatura de la faja abdominal (transverso) y del suelo pélvico están diseñadas para ejercer de sostén de los órganos situados en la cavidad que envuelven.

Acciones tan sencillas como reír, toser, estornudar, cargar peso, hacer deporte, las relaciones sexuales, el estreñimiento, la obesidad, los embarazos, la menopausia, etc… hacen que nuestra faja abdominal y la musculatura perineal puedan verse afectadas y dejen de realizar correctamente sus funciones de sujeción.

Según cuenta Natalia Murciano, directora de Bikram Yoga Spain Pozuelo, “los abdominales hipopresivos nos ayudan a devolver esta función reprogramando la respuesta muscular”.

La musculatura y las estructuras que forman el suelo pélvico tienen que estar preparados para resistir el día a día. En Bikram Yoga Spain han creado una terapia abdominal restaurativa con calor.

El método TARC

Este tipo de abdominales nos ayudan a fortalecer el suelo pélvico y a prevenir y mejorar problemas como: la incontinencia urinaria, los prolapsos, la diástasis, los problemas digestivos o el dolor de espalda.

Además, logra reducir el perímetro abdominal, prevenir hernias inguinales, abdominales y vaginales. También participa en la prevención de la mejora de las lesiones musculares y articulares, aumenta el rendimiento deportivo, mejora la función respiratoria

Los abdominales tradicionales, si no se hacen adecuadamente, prosigue Olmo, “pueden generar un aumento de presión hacia el periné. Si este no está lo suficientemente tonificado puede provocar disfunciones del suelo pélvico. A su vez los abdominales hipopresivos reducen el estrés en la zona lumbar produciendo una descarga y trabaja reforzando la estabilidad de la columna en actividades como correr, coger peso o toser”.

0 Comentarios

Normas Mostrar