Deporte y Vida

Ni cremas ni milagros: no es posible perder grasa localizada

PERDER PESO

Ni cremas ni milagros: no es posible perder grasa localizada

Ni cremas ni milagros: no es posible perder grasa localizada

Deporte Saludable

Las personas tendemos a acumular grasa localizada en ciertas partes del cuerpo por nuestra genética, pero no hay ningún milagro que nos permita eliminarla.

Casi todos quisiéramos perder ciertas partes de grasa que se acumulan en nuestro cuerpo. La cintura, los muslos, el trasero y los brazos son áreas comunes en las que las personas tienden a almacenar el exceso de grasa corporal. El problema es que, cuando perdemos grasa a través de la dieta y el ejercicio, lo hacemos en todo el cuerpo y no solo en una parte. Es indudable que haciendo esto lograremos perder grasa de las zonas que queremos, pero no más que en otros lugares.

Hay innumerables razones por las que las personas desean perder peso, incluida la mejora de la salud y la reducción del riesgo de enfermedades crónicas como la enfermedad cardíaca y la diabetes. También por motivos estéticos, y por ello recurren a cremas o soluciones rápidas que después pueden resultar en fracaso, como la cirugía, si no cambiamos de hábitos.

El género, la edad, la genética y el estilo de vida juegan un papel importante en el aumento de peso y la acumulación de áreas de grasa corporal, que como mencionábamos antes, son más un papel de genética que de iniciativa propia. Podemos asemejarlo a aquellos que desean lucir abdomen: para lucir abdominales debes de perder la capa de grasa que tienes encima, algo que solo se consigue con alimentación, ejercicio y descanso. Ya hemos hablado de esto en el artículo enlazado.

Cómo funciona la pérdida de grasa

La grasa en nuestras células se encuentra en forma de triglicéridos, que son grasas almacenadas que el cuerpo puede usar como energía. Antes de que puedan quemarse para obtener energía, los triglicéridos deben descomponerse en secciones más pequeñas llamadas ácidos grasos libres y glicerol, que pueden ingresar al torrente sanguíneo. Durante el ejercicio, los ácidos grasos libres y el glicerol utilizados como combustible pueden provenir de cualquier parte del cuerpo, no específicamente del área que se esté ejercitando.

La gran mayoría de evidencia científica muestra que la reducción de grasa de puntos localizados no es posible y que la pérdida de grasa tiende a generalizarse en todo el cuerpo, no a la parte del cuerpo que se desea.

Aunque los ejercicios de tonificación específicos fortalecerán y desarrollarán los músculos, para conseguir ver la definición de éstos, se debe perder peso mediante ejercicios de quema de calorías y una dieta saludable. No existen los milagros, desgraciadamente.

La clave es la dieta

Como hemos hablado en otro artículo, el ejercicio cardiovascular no es estrictamente necesario para lograr la pérdida de grasa. Si bien aumentar la actividad general y agregar nuevos ejercicios a la rutina diaria es importante para perder peso y para la salud en general, seguir un plan de alimentación saludable es clave cuando se trata de eliminar la grasa corporal. El control de las porciones, limitar el consumo de azúcar, comer fibra proveniente de vegetales y frutas, tomar suficiente proteína o evitar alimentos procesados son algunas de las cosas que debes hacer para mantener unos buenos hábitos y perder grasa a nivel general.

0 Comentarios

Mostrar