Deporte y Vida

Raúl Gómez: “El running mola mucho, engancha. Es vida”

ASTV

RUNNING

Raúl Gómez: “El running mola mucho, engancha. Es vida”

Ha corrido 14 maratones en 14 ciudades diferentes. Con su programa ‘Maraton Man’ ha conseguido descubrir lugares, historias personajes increíbles unidos por la pasión del running.

Se define como aventurero, entretenedor, maratoniano… pero Raúl Gómez es mucho más. Creador de un concepto nuevo en televisión, nos muestra carreras por todo el mundo donde además participa. En todas. Ya sean en Kenia, en el Tibet, en las grandes ciudades… dice que aún quedan sorpresas por descubrir pero mientras llega ese momento, atiende a Deporte y Vida en el Hotel Santo Mauro, lugar al que hemos acudido para escucharle hablar de la audacia, el lema de DS Automobiles y del que Raúl no es ajeno.

¿Si viajas tanto… cómo entrenas?

Últimamente viajo más que entreno. A veces las grabaciones son tan largas que no entreno tanto como me gustaría, pero entreno lo suficiente para poder llegar a correr media maratones, maratones… aunque me gustaría entrenar más.

He terminado 14 maratones en 14 ciudades diferentes. Cuando empecé dije que no me gustaría repetir maratones, es tan duro y sacrificado… Casi en cada ciudad española hoy en día tenemos una maratón. Es una maravilla.

He hecho un Iron Man, he corrido más de 10 ultratrail… en los últimos 3 años he visitado más de 20 países, en Maraton Man buscamos carreras curiosas, carreras pequeñas… la maratón con menos gente fue en el sur de Nepal, acabamos 8, la primera vez que fui top ten en una maratón.

Para correr una maratón tienes que entrenar. Y cuanto más entrenes más la va a disfrutar. No puedes ir a probar a ver qué pasa, se puede hacer eterna y vas a sufrir. Se disfruta y se sufre, pero es un sufrimiento bonito.

Raúl Gómez desprende energía y pasión por el running.

¿Y el otro entrenamiento?

El entrenamiento perfecto sería el fin de semana una tirada larga, al día siguiente natación para relajar, luego sofá; otro día unas series, otro día unas pesas. Si entrenas en el gimnasio un día a la semana, un poco de bici, y haces pesas… las lesiones de rodilla se reducen. El cuarto día, una tirada suave, 10 kilómetros… uno entrenando cuatro días a la semana ya puede correr lo que sea con tiempo y con paciencia.

Pero eso sí, primero una prueba de esfuerzo antes de comprarte el último reloj.

Correr es una felicidad inmensa. Hay que disfrutar el camino porque si no la meta es una meta amarga. Espero seguir disfrutando desde que empecé a correr. Quiero ser un corredor anciano.

¿Cómo te cuidas a nivel nutricional?

Una de las cosas que tiene Maratón Man es que viajas mucho. Hay lugares donde se come muy bien y muy variado, y hay otros que estás una semana comiendo arroz y pollo. Me tengo que adaptar a la gastronomía local. No como lo bien que quisiera pero me adapto. Tampoco tengo el reto de intentar ganar todas las carreras. Siempre como normal, sin abusar.

En Japón me decían ‘cuando comas, nunca te llenes, quédate al 80 %’, desde entonces como todo lo que sea, lo que me apetezca, pero no todos los días pizza o hamburguesa claro. No como mucho frito, ni chocolatinas, una dieta variada, haciendo ejercicio… se puede comer de todo. Un poquito de cabeza pero como todo en la vida.

Una, dos, tres, cervecitas… los corredores populares corremos para disfrutar. Cuando estás con amigos y llegas a la meta, la cerveza de la victoria está muy bien. Tengo la suerte de estar casado y que mi mujer coma mejor que yo, así que ahora como mucho mejor.

¿Viajando por todo el mundo te encontrarás con superalimentos de todo tipo?

Me encantan, la maca, espirulina, chía, vitamina C… yo me hago unos batidos por la noche donde meto toda la fruta de mi nevera, está espectacular, y todo natural. Me encantan. Todas estas vitaminas y suplementos creo que son buenos para los deportistas porque así el cuerpo recupera mejor.

Quiero seguir conociendo historias espectaculares, no lesionarme. Cuando noto molestias, reposo y un buen fisio. Pero lo más importante, es disfrutar haciendo lo que haces, disfrutar corriendo. En la meta lo que veo y me reconforta es ver toda la gente que viene detrás, esa cara de felicidad. Es que el running mola mucho. Engancha. Lo puede hacer todo el mundo a cualquier edad. Puedes hacerlo para sentir bien, para luchar contra ti mismo. El running es vida.

0 Comentarios

Mostrar