Deporte y Vida

Dieta del ayuno intermitente: la ciencia muestra solo beneficios

DIETA PARA EL VERANO XV

Dieta del ayuno intermitente: la ciencia muestra solo beneficios

La dieta del ayuno intermitente: según la ciencia, la más beneficiosa

El ayuno intermitente no en sí mismo una dieta, ya no que nos dice qué alimentos tomar, sino las horas que debemos pasar sin comer entre una comida y otra.

Sí, la dieta del ayuno intermitente está de moda. Y todo ello, pese a no ser una dieta per sé, ya que no nos dice qué nutrición debemos llevar, sino las horas que deben pasar entre una y otra comida.

Pese a que existen varios tipos de ayuno, el que más suelen realizar las personas e incluso actores como Hugh Jackman es el 16/8, que consiste en realizar el ayuno durante 16 horas para comer todo lo que necesitemos en solo 8. Podría asemejarse al Ramadán que realizan los musulmanes. Bajo este tipo de ayuno, si realizamos la última comida a las 22:30 de la noche, deberíamos esperar hasta las 14:30 del día siguiente para comer. Asimismo, existen otros tipos de ayuno, como el de 24 horas (hacer una única comida al día) o el 5:2, donde ingerimos la mayoría de las calorías que durante cinco días, y los otros dos las rebajamos hasta 600 u 800.

Beneficios científicos del ayuno intermitente

El ayuno intermitente se está poniendo de moda no solo entre la gente común por sus beneficios, sino también entre aquellos que van al gimnasio, hacen deporte o simplemente se cuidan. Estaba muy extendida la idea de que cuántas más veces comiésemos durante el día, más se aceleraría nuestro metabolismo para perder peso. Esto es un mito.

Peso y músculo

Según un estudio realizado por la Asociación Internacional para el Estudio de la Obesidad, el ayuno intermitente sería mejor que una dieta hipocalórica clásica en la búsqueda de pérdida de grasa. Asimismo, un estudio realizado en culturistas musulmanes durante el Ramadán (como hemos mencionado antes, muy parecido al ayuno 16/8) no mostraba pérdidas de ganancia muscular.

Metabolismo

En contra de lo que podíamos pensar y como hemos mencionado antes respecto a hacer muchas comidas y acelerar el metabolismo, el ayuno intermitente sí se vería beneficiado realmente en este sentido, tal y como se probó en un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition, que concluyó que el gasto energético en reposo es mayor gracias al ayuno, acompañada de un aumento de la norepinefrina plasmática.

Envejecimiento y cáncer

No solo tiene beneficios en cuanto a pérdida de peso, mantenimiento de la masa muscular o aumento del metabolismo. Además, el ayuno intermitente podría alargar la vida de las personas: es lo que representa un estudio, que nos muestra que aumentan la proteína de la juventud SIRT3, del grupo de las sirtuinas, que tiene un papel fundamental en el detenimiento del proceso de envejecer.

En lo referente al cáncer y la mejora de la plasticidad neuronal, el ayuno intermitente también muestra beneficios: podría reducir los triglicéridos y mejorar nuestra salud general, gracias a un estudio publicado en el Journal of Neurochemistry en 2003, cuando todavía apenas sabíamos nada de esta nueva forma de nutrición.

Las ventajas del ayuno intermitente, por tanto, son claras. Además presenta una serie de ventajas frente a las dietas tradicionales, siempre y cuando nos alimentemos de forma saludable: no requiere grandes quebraderos de cabeza a la hora de ir al supermercado, ya que se trata de elegir los alimentos adecuados y ser capaces de unirlos en una o dos comidas, es simple, y como hemos mencionado a través de distintos estudios, es una manera sana de llevar la nutrición del día a día.

0 Comentarios

Normas Mostrar