Deporte y Vida

La dieta cetogénica cada vez más utilizada ante enfermedades graves

NUTRICIÓN

La dieta cetogénica cada vez más utilizada ante enfermedades graves

La dieta cetogénica cada vez más utilizada ante enfermedades graves

Los pacientes con afecciones graves hacen más que practicar una alimentación saludable; están utilizando un enfoque no farmacológico que puede afectar directamente sus resultados.

La dieta cetogénica clásica está compuesta principalmente por grasa (80 % - 90 %), y el resto son proteínas (8 % - 15 %) y, en pequeñas cantidades carbohidratos (2% - 5%). El objetivo es imitar el estado de ayuno en el cuerpo sin afectar su capacidad de crecimiento. Al limitar la cantidad de carbohidratos y proteínas metabolizadas, la energía se deriva de la grasa almacenada en el cuerpo o de la dieta.

A medida que disminuyen los niveles de glucosa, los cuerpos cetónicos derivados de las grasas comienzan a tomar el control como la principal fuente de energía del cuerpo, un estado metabólico conocido como cetosis.

El origen de esta dieta está en 1921, fue diseñada por primera vez como un tratamiento para la epilepsia. Más tarde llegarían los medicamentes y se olvidó.

Además de la clásica dieta cetogénica, hay tres variantes comunes:

-una dieta de triglicéridos de cadena media

-una dieta de Atkins modificada

-una dieta de bajo índice glucémico

Estas dan a los profesionales más variabilidad de opciones ya que pueden ofrecer alternativas más sabrosas al aumentar las proteínas, disminuir las grasas, sustituir todos los carbohidratos excepto los de los vegetales sin almidón, y otras estrategias.

La dieta cetogénica en pacientes graves ha cambiado la dinámica clásica al posicionarse como una dieta menos preventiva y más prescriptiva. Con esta dieta los pacientes con afecciones graves (y que ven amenazada su vida) hacen mucho más que llevar una alimentación saludable; están utilizando un enfoque no farmacológico que puede afectar directamente sus resultados.

Así es un plato cetogénico

La dieta cetogénica ofrece variedad de opciones, que incluyen carne de vaca, cerdo, aves, pescado, huevos, quesos, aguacates, aceite de oliva, aceite de coco… También se incluyen vegetales sin almidón, como ensaladas verdes, col rizada, brócoli…

Alimentos a evitar en la dieta cetogénica

-granos y productos hechos de granos (arroz, trigo, centeno, avena, cebada, quinoa, pasta, cereal, pizza).

-legumbres

-verduras y tubérculos con almidón (maíz, patata, guisantes)

-frutas altas en carbohidratos; frutos secos (plátanos, manzanas, naranjas)

-productos lácteos bajos en grasa

-grasas y aceites refinados, como el aceite vegetal

-azúcar

-alcohol

Pese a sus bondades en algunas enfermedades, también hay una parte negativa, y es que en 2008 se documentó la muerte súbita cardiaca de dos niños que estuvieron realizando esta dieta durante 3 años para paliar su enfermedad. Y es que el deterioro de la función miocárdica y la prolongación del intervalo QT (asocia a taquicardia ventricular, muerte súbita) son complicaciones asociadas con la deficiencia de selenio secundarias a la dieta cetogénica.

0 Comentarios

Normas Mostrar