Deporte y Vida

Cómo cuidar las manos tras la mítica Paris-Roubaix

CICLISMO

Cómo cuidar las manos tras la mítica Paris-Roubaix

Cómo cuidar las manos tras la mítica Paris-Roubaix

El español Carlos Barbero nos muestra las ampollas y cómo quedan las manos tras la mítica prueba ciclista sobre pavé. Te contamos cómo deben ser los cuidados ahora.

El ciclista de Movistar Team Carlos Barbero mostró las manos tras la mítica carrera Paris Roubaix, una prueba que se tiñó de luto tras el fallecimiento del belga Goolaerts tras un infarto. Y es que esta prueba, conocida por muchos como ‘el infierno del norte’, donde ganó Sagan, es realmente extrema.

Visualmente es una maravilla para el espectador, pero para el ciclista es realmente dura. No sólo en las partes que vemos, como pueden ser las manos, y es lo que vamos a analizar hoy. Carlos Barbero dijo “el infierno me abrasó las manos. Que sensación!!! En el km 200 imposible agarrar el manillar con seguridad en los tramos de pavé”.

Y es que la imagen te deja sin palabras. Ampollas, rojeces, una presión en la muñeca muy fuerte, repercusión en brazos y cuello para soportar el pavimento, dolor de espalda de la tensión y el temblor de la calzada…

Modificaciones técnicas en la bicicleta

Preguntamos a un experto en biomecánica del ciclismo, Nacho Ara Pérez,  "normalmente, para la Paris-Roubaix, con tantos kilómetros de adoquines, se configura la bicicleta para intentar minimizar el traqueteo que hace al pasar a 40 - 50 km por hora por zonas empedradas. Hay algunos trucos, como que las bicicletas vayan con suspension (Sagan llevaba una así). No se ponen suspensiones al uso como las bicicletas de montaña sino que en algún componente fabricado específicamente, como tija de sillin, vainas traseras u horquilla, incluyen un componente que mitiga los impactos, como algun material elastómero", nos explica a Deporte y Vida.

"En ocasiones tambien se coloca un sillin más mullido para porteger la zona perineal e idquiatica del impacto. Se montan ruedas con más anchura (28 mm en vez de los habituales de 25 mm) y se hinchan con menos presion, para intentar que absorban mejor las irregularidades del terreno", cuenta Ara.

Además, "se coloca doble cinta en el manillar, con el propósito de que las manos tengan algo mas de mullido en su agarre. Se colocan vendajes en las manos. Vaselina en las superficies de contacto con el sillin. En ocasiones algún ciclista modifica su posicion para ir más erguido, sin tanta presioón en las manos y protegiendo tambien la zona lumbar".

"Por lo demas, son casi 260 km de carrera transitando 30 segmentos de pavé, por lo que cualquier prevencion es poca y normalmente muchos ciclistas acaban, como se ve en las fotos, no solo exhaustos sino también llagados".

Cómo cuidar las manos con ampollas

Tras esta carrera, los consejos se multiplican, pero no estarías de más recordar:

-puedes aplicar para evitar que salgan ampollas antes de la carrera vaselina para que la fricción no haga mella en las manos.

-para evitar esas rojeces, protegerse con guantes adecuados es una posibilidad.

-los callos y las ampollas pueden acabar saliendo por el tiempo de la carrera, y por la dureza del suelo que hace que te tengas que agarrar más fuerte.

-la opción de dejar que el volante vaya más a su aire y no agarrarte fuerte se antoja compleja en plena carrera.

-mucha hidratación será necesario ahora, desde un aceite en seco pasando por una crema de textura gel para refrescar, será una de las mejores opciones.

-en CrossFit se utilizan las cintas de kinesiotape para evitar que la presión y los diferentes WOD te hagan daño, puede ser una idea para otras ediciones.

-las ampollas suelen durar una media de 7 días desde su aparición.

-hay ocasiones en que se puede aplicar un vendaje rápido para poder seguir en la carrera, si no es posible como en este caso, aguantar el dolor es lo único que queda, y evitar que la ampolla sea mayor.

-para tratar las ampollas, debes lavar bien con agua y jabón, cortar el excedente de piel para evitar infecciones, aplicar betadine o alguna pomada de efecto antibiótico, y cubrir la zona con un vendaje o un apósito esterilizado. Esta tarea deberás hacerla cada día para vigilar bien la evolución.

-si eres un profesional y debes volver al trabajo rápido, protege de manera extra la zona para evitar nuevas heridas o empeorar la que ya tienes.

0 Comentarios

Normas Mostrar