Deporte y Vida

Identificar la energía de los alimentos: clave en una dieta

NUTRICIÓN

Identificar la energía de los alimentos: clave en una dieta

Identificar la energía de los alimentos: clave en una dieta

Es muy importante conocer a la persona en el conjunto de sus hábitos, qué energía necesita, qué trabajo tiene, y qué desgasta en su vida cotidiana para adaptar la cesta de la compra a su rutina.

Tras los excesos de la Navidad, los primeros días de enero y la vuelta al trabajo, los colegios, las clases, es el momento de organizar casa, cuerpo y mente. Y hoy es el turno de nuestro cuerpo, ya que vamos a hablar de una dieta que se basa en el sentido común, en comer según lo que nuestro cuerpo nos pida, en alimentarnos para mejorar nuestra vida diaria, no para que el cuerpo sufra o esté de determinada manera.

Entrevistamos a María Kindelan, Nutricionista y Naturópata, especializada en Nutrición Energética y Alimentación Consciente, que aboga por la naturalidad, también a la hora de hacer la compra “debemos dentificar el tipo de energía que tienen los alimentos, porque no solo aportan una serie de nutrientes, sino que además nos pueden agitar, o relajar, o concentrarnos, tener un efecto que cause acidez, o nos aporten más energía…”, nos cuenta.

Aprender a identificar los alimentos

María Kindelan

María Kindelan aboga por hacer una compra que se adapta a nuestra rutina.

"Muchas veces, por desconocimiento, recurrimos a alimentos que no proporcionan el tipo de energía que necesitamos en un momento determinado. Qué energía necesitamos entonces? Tenemos que mirar si me canso mucho por las tardes, si me dan bajones de energía por las mañanas, si por las noches me hiperactivo o si realmente rindo al 100 %, un buen análisis de la persona es clave a la hora de adaptar su alimentación al ritmo de vida que lleva", explica.

"Muchas veces nos encontramos con patalogías que resolver, fruto de desequilibrios energéticos, manifestados en dolores de cabeza, intolerancias alimenticias, insomnio, estrés, ansiedad… todo eso se puede moderar cuando la persona aprende a identificar lo que necesita y cómo nutrirse de forma equilibrada y energética ”, explica a la perfección Kindelan.

¿Cómo lo hacemos? “A través de un análisis completo de la persona, su condición y hábitos, así como con recetas sencillas, que recuerdan a la cocina de antes, y con las que la persona experimenta el efecto energético de los alimentos. No es una dieta al uso, es un método de auto conocimiento, compatible con los ritmos actuales, un estilo de vida accesible para todo el mundo, que además permite trabajar objetivos distintos, como bajar de peso, ganar en salud y calidad de vida, mejorar digestiones , descanso, rendimiento y disfrute en el acto de alimentarse y nutrirse adecuadamente”.

Una embarazada tiene necesidades totalmente diferentes a un deportista. Una persona que está muchas horas sentadas trabajando, o las personas creativas que necesitan estar siempre activos… a veces se recurre a alimentos, como puede ser el caso de los estimulantes, que a corto plazo parecen una solución, pero que a la larga merman la salud y la energía, y no lo sabemos. Es muy importante conocer a la persona en el conjunto de sus hábitos, qué energía necesita y qué desgaste lleva en su vida cotidiana”.

Las modas de la nutrición

“Igual vas a depurar el organismo cuando el cuerpo necesita lo contrario. Igual generas una carencia a largo plazo”, nos advierte de las dietas détox tras las navidades.

“Hay una moda en cuanto a los super alimentos, pero hay que saber usarlos, en qué momento son más adecuados para mí. Hasta poco no los conocíamos y vivíamos muy sanos. Es un poco volver al sentido común e incorporarlos a nuestro ritmo de vida”.

El objetivo de María Kindelan es “voy a aprender a comer con lo que yo necesito”, y no podemos estar más de acuerdo con ella.

0 Comentarios

Mostrar