Deporte y Vida

¿Por qué no me funciona mi dieta? Te damos tres motivos

NUTRICIÓN

¿Por qué no me funciona mi dieta? Te damos tres motivos

¿Por qué no me funciona mi dieta? Te damos tres motivos

No hay nada más frustrante que dejarse la piel en el gimnasio, optar por una alimentación sana y que aun así no consigas perder peso. Te damos algunos motivos.

Muchas personas están desesperadas por obtener resultados rápidos, y por ello recurren a las llamadas “dietas milagro”, que en realidad suponen un gran riesgo para la salud. Hay pocas cosas más frustrantes que entrenar duro a diario y ser constante, preocuparse por lo que uno come y aun así, no lograr los objetivos que teníamos establecidos. Puede haber varias razones para que no le estés consiguiendo, y en Deporte y Vida te vamos a dar tres que pueden ser fundamentales, así que tenlas en cuenta porque hay solución.

Dejas de perder peso a las dos semanas

Si te inicias en un nuevo plan alimenticio, te sientes ilusionado porque has perdido algo de peso las dos primeras semanas pero después te quedas estancado…es que algo falla. Y ni más ni menos, lo que falla eres tú. Puede que esa dieta que estés siguiendo no sea para ti, por lo que lo más aconsejable es acudir a un nutricionista para que revise tus hábitos. Recuerda que no existen los milagros, así que antes de ponerte a seguir otro plan, revisa con un profesional qué es lo que tu cuerpo demanda realmente a través de los alimentos.

No comes suficientes calorías

Muchas personas asumen que si no están perdiendo peso, es porque están comiendo demasiado. Entonces comen menos. Y aunque este puede ser el caso correcto en algunas personas, reducir drásticamente tus calorías no funciona a largo plazo, y conlleva ciertos riesgos para la salud. Cuando reduces tus calorías, puedes comenzar a perder músculo y desacelerar tu metabolismo. ¡Hay muchos casos en los que precisamente se logra una mejor composición corporal comiendo más! Que no te engañen, porque para adelgazar o perder grasa no es necesario morirse de hambre. Ni apartar de tu dieta los hidratos de carbono o las grasas.

Llevas a dieta demasiado tiempo

Quizá te hayas centrado en perder grasa durante tanto tiempo que tu cuerpo ha entrado en un estado de necesidad. Necesidad de darse algún capricho, hacer comidas trampa, refeeds…tu cuerpo necesita un punto de ajuste natural, un cierto peso corporal o un nivel de grasa corporal que luchará por mantener. Cuando no obtienes todas las calorías que necesitas durante largos períodos de tiempo, tu cuerpo se regula disminuyendo tu metabolismo, y recuerda que éste debe estar en línea con tu ingesta calórica. Quizá sea tiempo de darle un descanso al cuerpo para volver a empezar, y si es posible, tal y como hemos mencionado antes, con un profesional que te guíe.

0 Comentarios

Normas Mostrar