Deporte y Vida

Los 10 alimentos que te van a ayudar a ganar músculo limpio

FITNESS

Los 10 alimentos que te van a ayudar a ganar músculo limpio

Los 10 alimentos que te van a ayudar a ganar músculo lo más limpio posible

tashka2000

Getty Images/iStockphoto

Una parte fundamental a la hora de ganar masa muscular es comer de forma adecuada. Te decimos qué alimentos debes priorizar para conseguir tu objetivo.

Si los músculos se pudiesen construir a base de cerveza, pizza y patatas fritas, seguro que nos pondríamos enormes, pero no es así, desgraciadamente. ¿Llegas al supermercado y buscas esos alimentos que te den las ansiadas ganancias musculares que tanto trabajas en el gimnasio? Te vamos a decir cuáles son indispensables en tu dieta para que puedas llevar una alimentación lo más perfecta y limpia posible sin añadir grasa. Apunta.

Carnes magras, de cualquier tipo. Pollo, ternera, pavo, cerdo…tienes multitud de opciones donde elegir. Una buena cantidad de proteína de calidad siempre es necesaria para ganar masa muscular. Escoge siempre cortes magros si se trata de ternera o cerdo, y evita los embutidos demasiado grasientos.

Pescados y mariscos. Te asegurarás de comer alimentos ricos en proteínas y bajos en grasas, probablemente con menos grasa que la carne y con ácidos grasos esenciales omega 3, cuyas funciones son indispensables para el buen funcionamiento de nuestro sistema cardiovascular. Atún, salmón, merluza…hay donde elegir, y además son alimentos muy sanos.

Huevos. Sí, se acabó ese mito de que solo podemos comer siete huevos a la semana. No elevarán tu colesterol ni dañarán tu salud, ya que de hecho las yemas contienen una increíble cantidad de vitaminas y minerales. La calidad de la proteína del huevo es muy alta por su valor biológico, así que no te cortes y consume todos los que creas necesarios en tu dieta.

Batidos de proteína. No son imprescindibles si escoges bien los alimentos de tu dieta, pero siempre pueden suponer una gran ayuda. Es el suplemento más vendido porque poca gente tiene tiempo de preparar cuatro o cinco tuppers de comida todos los días. Elige una marca de confianza que desglose de manera clara el aminograma y todos los ingredientes que lleva.

Patatas. No, lógicamente no nos referimos a las patatas fritas de cualquier establecimiento de comida rápida. Unas buenas patatas cocidas o al horno asegurarán suficiente potasio y fibra para añadir a tu dieta, y son un gran combustible para los momentos previos al entrenamiento. Si las cocinas y cortas tú mismo para medir bien las cantidades, mejor.

Arroz. El alimento clásico. Además de ser barato, es efectivo para construir músculo, y por ello lo consumen a diario los culturistas más famosos del mundo en casi cada una de sus comidas. Si puedes, escoge arroz integral. Posee magnesio, fundamental para los deportistas.

Frutos secos. Además de ser un alimento saciante y por lo tanto idóneo en dietas restrictivas u orientadas al deporte, los frutos secos contienen una gran cantidad de proteínas, fundamentales para la regeneración muscular tras el ejercicio físico intenso. Puedes escoger entre almendras, cacahuetes, nueces, anacardos…

Fruta. Efectivamente, la fruta es un alimento esencial, y no solo para nuestra salud. Nos puede aportar una energía tremenda a la hora de enfrentarnos a un buen entrenamiento y diversas vitaminas que son fundamentales para la regeneración muscular. Los plátanos son excelentes, pero no olvides fuentes de vitamina C muy interesantes como la naranja, fibra en la piña o en los kiwis y antioxidantes en arándanos y frutos rojos.

Aguacate. Debido a su alto contenido calórico, los aguacates son unos buenos alimentos para incluir en dietas de personas que quieren aumentar de peso y deportistas en fase de crecimiento muscular. El aguacate es una fuente saludable de calorías, a diferencia de muchos otros alimentos ricos en calorías que pueden contener exceso de grasas saturadas y azúcares. Además, es un poderoso saciante, por lo que si lo consumimos moderadamente, nos quitará el hambre de dulces o comida basura.

Aceite de oliva. Recientes investigaciones apuntan que, además de sus grandes propiedades para la salud, nos protege también frente a enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. La grasa monoinsaturada del aceite de oliva parece actuar como un nutriente anticatabólico, o en otras palabras, evita la descomposición muscular. El aceite de oliva y las grasas monoinsaturadas se han asociado con todo, desde tasas más bajas de enfermedad cardíaca y cáncer de colon a un menor riesgo de diabetes y osteoporosis.

0 Comentarios

Mostrar