Deporte y Vida

Hablemos de gazpachos: y tú, ¿cuál prefieres en verano?

NUTRICIÓN

Hablemos de gazpachos: y tú, ¿cuál prefieres en verano?

Hablemos de gazpachos: y tú, ¿cuál prefieres en verano?

pilipphoto

El gazpacho es uno de los platos clásicos de nuestra gastronomía y tanto dentro como fuera de nuestras fronteras su sabor, textura y frescura son ampliamente reconocidos.

Es decir verano y pensar en un gazpacho bien fresquito. Uno de los clásicos de la gastronomía que se renueva cada año. Aunque la receta tradicional, esa que nos recuerda a nuestra madre o nuestro abuela sea eterna.

Su origen es anterior al descubrimiento de América y su receta no incluía tomate hasta el siglo XIX. El gazpacho ha ido evolucionando con el paso del tiempo, y a lo largo de los años han surgido nuevos modos de preparar gazpacho que atienden a costumbres locales o se adaptan al gusto de la sociedad.

Gazpachos hay muchos, pero no todo el mundo conoce las diferentes tipologías y variaciones de la receta tradicional.

El original

La receta más popular de gazpacho incluye los ingredientes tradicionales: tomate en su punto justo de maduración que aporta dulzura; pimiento, pepino, cebolla, ajo, aceite, vinagre y sal. Tanto en vaso como en bol, de los de cerámica, el gazpacho original es una opción sabrosa y refrescante, perfecta para tomar como entrante en comidas o cenas. El gazpacho Alvalle Original no lleva pan, y es apto para personas celíacas.

El suave

Esta receta se diferencia de la original por no llevar pepino manteniendo el resto de ingredientes. Al eliminar este ingrediente de la ecuación, la frescura del gazpacho se mantiene y el sabor se suaviza en gran medida. Aunque ya vimos cuando hablamos del pepino de Huete, el pepino de cristal, que es de los más suaves del mercado.

Salmorejo

Un clásico cordobés. No vamos a hacer la pregunta clave, si salmorejo o gazpacho, y que se convierta todo en un debate. Pero sí hay que conocer la diferencia entre gazpacho y salmorejo. Ambas recetas se elaboran con tomate como ingrediente principal, por eso sus colores son tan parecidos, pero a diferencia del gazpacho, el salmorejo tiene una textura más consistente por incluir pan entre sus ingredientes. Suele servirse como primer plato, añadiéndole trocitos de huevo duro o jamón serrano como aderezo.

Andaluz

La variedad andaluza del gazpacho se elabora con los tomates y hortalizas de la receta tradicional del gazpacho, pero a diferencia del original, el gazpacho andaluz incluye pan, que hace que la textura resultante sea más consistente que la receta original.

Ajoblanco

El ajoblanco tiene un origen incluso más antiguo que el gazpacho tradicional y es un plato popular en la cocina andaluza. Se elabora con almendras, pan y ajo. El sabor predominante en esta variedad es la almendra y no el ajo como muchos pueden pensar. Es un plato original y fresco, perfecto para sorprender como primer plato en comidas o cenas veraniegas con familiares o con amigos.

Otras variantes

El gazpacho de fresas es uno de los más novedosos. En lugar de tomate, se le añade esta fruta. En la última encuesta realizada a los españoles, el gazpacho es uno de los productos representativos de nuestra gastronomía y perfecto para el verano para el 34% de los españoles.

Gazpacho de melón, igual que el anterior, pero en lugar de fresas, melón. Muy refrescante.

Otros sabores diferentes son el de remolacha o calabacín. Se juega con los sabores y también con las texturas.

0 Comentarios

Normas Mostrar