Deporte y Vida

Estás leyendo

Por qué el pepino debería ser fundamental en tu dieta

NUTRICIÓN

Por qué el pepino debería ser fundamental en tu dieta

Por qué el pepino debería ser fundamental en tu dieta

Es rico en fibra, en vitaminas A, B, C, E; además es rico en potasio, hierro, calcio, fósforo y magnesio. Apenas tiene 13 calorías y el 97 % es líquido.

Si tuviéramos que elegir un alimento clave en nuestra alimentación sería el pepino, no sólo por su aporte a la dieta mediterránea (griegos y romanos dieron buena cuenta de sus bondades) sino por sus propiedades nutricionales:

-es rico en fibra

-tiene 13 calorías

-vitaminas A, B, C, E

-potasio

-hierro

-calcio

-fósforo

-magnesio

A todo ello se suma que es un producto perfecto en verano por su frescor, el 97 % de su composición es líquida. Esta fruta, pese a la creencia de ser un vegetal, tiene también numerosos beneficios para nuestro organismo:

-hidratante, por su alta composición en agua.

-ayuda en las quemaduras solares, cuando estas se producen ayuda a calmar la piel.

-ante los ojos hinchados, un clásico de los rituales de belleza, tiene que ver con su poder calmente y fresco.

-mejora la digestión, ya que su alto contenido en fibra es bueno para el tránsito.

-para la resaca, muy recomendable comer unas rebanadas crudas si has bebido alcohol por su alto poder hidratante.

El pepino de cristal

El experto botánico Pepe Orts nos explica las propiedades del pepino de cristal de Huete, en Cuenca.

Preguntamos a Pepe Orts, experto botánico, por más bondades del pepino. Quedamos con él en la localidad de Huete, en Cuenca, donde descubrimos un pepino con denominación de origen, el pepino de cristal, unas características que han hecho que Hendricks haya decidido colaborar activamente con productores locales (Calterras) con 2.5 hectáreas de pepino en la localidad para que la marca escocesa aproveche la mejor calidad tanto en su ginebra como en su acompañante favorito. El enebro, la rosa, y el pepino con DO española.

“Es un auténtico tesoro esto que tenemos entre manos. Pisando el campo y rascando muchas plantas, es un auténtico tesoro desde el punto de vista gastronómico. Es realmente excepcional. Aparentemente no tiene un aspecto para ganar un campeonato de belleza de pepinos. Ya sabéis que últimamente las hortalizas se venden más por su aspecto, pero por lo que realmente son. Todos estamos acostumbrados a tomates y manzanas que no saben a nada, todas iguales pero al final no saben nada, todas súper brillantes”, nos cuenta.

En el huerto de pepino de cristal de Hendricks nos fijamos en el trabajo hecho por los hortelanos Jorge, Chema, Pedro, José Antonio. “Es la agricultura del futuro. No en cuanto a cantidad sino en cuanto a calidad. Hace 2000 años, hay vestigios del cultivo del pepino aquí. Hay una selección genética de semillas desde hace tiempo y son tenidas como un tesoro entre las familias. En este huerto algunas filas tienen el nombre y los apellidos de los dueños de diferentes semillas, es algo más que un pique entre familias. Es una manera de cultivar diferente”, nos relata Orts.

“Salvo el riego por goteo y librarlos de las malas hierbas, todo es igual desde hace cientos de años la forma de cultivar, el abono, y por supuesto el producto final; nada que ver con un producto forzado, híbrido, de invernadero”, afirma.

Las características del pepino de Huete

“Desde el punto de vista estético no es gran cosa, son más bien pequeños, de un verde que no es muy intenso, bastante suave, pero la belleza está en el interior. Lo interesante es lo que se prueba. Tiene varias características: se llaman pepinos de cristal porque en el suelo tenemos abundantes cristales de yeso, es una zona muy yesífera; en las laderas de la montaña según la orientación del sol podemos ver algún brillo, porque rebotan la luz; hay minas de yeso desde hace 2000 años. Los romanos se llevaban placas de yeso para hacer los antiguos cristales cuando no se había inventado el vidrio; era la forma de cubrir las ventanas luego emplomando para tener cierta estructura”, nos cuenta.

“Esas piedras de yeso en forma de cristal es lo que le da esa característica al terreno y se traspasa a la fruta y la hacen con una textura excepcional; la forma de crujir en boca me ha llamado la atención; en cuanto lo muerdes parece cruje pero sin que haya nada áspero. Esa característica excepcional lo hacen muy delicado, es una joya que no se va a poder comprar en ningún gran supermercado, va a cultivos de pequeñas cantidades pero de calidad óptima”, explica Pepe Orts.

Esa estructura celular que le da el terreno y el agua de aquí hace que la textura crujiente sea otra cualidad, como que es muy delicado al transporte, no viaja bien, no golpea bien y no aguanta mucho tiempo recién cogido, lo que para la calidad óptima es importante. Hay que consumirlo en 2/3 días. Es un producto de primer nivel, que es lo que busca hoy la gente, un producto auténtico, que se diferencia de los productos industriales (que es lo que tenemos en los supermercados). El sabor es muy dulce; con un dulzor y con grado de salinidad diferente, es un añadido más; además no amarga ni repite. Una rodaja de pepino en una ginebra Hendricks potencia el sabor con un dulzor y un frescor extraordinario”.

Si estáis interesados en conocer más del pepino de Huete, la Feria del Pepino se celebra el 1 de agosto y acogerá degustaciones de todo tipo, además de maridajes del pepino de cristal con la ginebra.

0 Comentarios

Mostrar