Deporte y Vida

FITNESS

Esteroides anabólicos: qué son y qué efectos secundarios tienen

Esteroides anabólicos: qué son y qué efectos secundarios tienen

El estímulo


Oscar 2019 en directo: premiados y la gala en vivo

El uso de esteroides anabólicos es uno de los temas más comentados en los gimnasios, y en Deporte y Vida queríamos profundizar acerca de qué son y por qué pueden ser muy peligrosos para la salud si se abusa de ellos.

Explicación sencilla: qué son los esteroides

Esencialmente y para que lo entendáis mejor, los hombres segregamos una sustancia llamada testosterona, que es la hormona masculina por excelencia. Ésta es imprescindible, y juega un papel fundamental en la reproducción sexual (se produce principalmente en los testículos) y otros tantos procesos fisiológicos como el crecimiento de la masa muscular, que es el tema que nos importa. Lo que hacen los esteroides anabólicos es, por tanto, suprimir nuestra propia producción de testosterona (la que producimos de manera endógena) para sustituirla por la fuente exógena que nos proporcionan. Por lo tanto, es un proceso químico por el cual dejamos de producir nuestra propia testosterona natural, y la cambiamos por la testosterona que nos facilita el consumo de esteroides.

Por qué se usan en musculación

El poderoso efecto que tiene la testosterona sobre el incremento de la masa muscular es lo que motiva a la mayoría de hombres o mujeres a usarlo, ya sea en su propio beneficio estético o para competiciones deportivas de envergadura. Si vemos a una persona que no usa esteroides, en comparación con otra que sí los usa con fines de desarrollo muscular, la diferencia es abismal. Se les ve más rocosos, más duros, más grandes y con un porcentaje de grasa menor. Esto es debido a la gran diferencia entre la producción de testosterona que el cuerpo genera de forma natural, y la que nos proporcionan los esteroides, que es muchísimo mayor en dosis elevadas, que es como se suele tomar por usuarios o atletas.

Para qué son en realidad

Los esteroides anabólicos (la gran mayoría) se pueden obtener en las farmacias ya que son medicamentos, pero su uso está limitado a ciertas enfermedades como:

- Anemia aplásica

- Enfermedades crónicas y debilitantes

- Osteoporosis posmenopáusica o del anciano

- Quemaduras extensas - Fracturas de lenta consolidación

- Pediatría, para el retardo del crecimiento estatural y ponderal

Qué efectos secundarios tienen

Aquí viene el verdadero problema: la desinformación. Una persona sin ninguna de las enfermedades mencionadas arriba puede tener un verdadero problema si consume esteroides para verse mejor o para mejorar el rendimiento deportivo.

Según el doctor Robert Kersey, director de Entrenamiento Atlético de la Universidad de California, “la diferencia principal es que un doctor prescribe una dosis mínima a quien padece una enfermedad, mientras que los usuarios de esteroides o atletas toman dosis mucho mayores, en las que empiezan a aparecer los temidos efectos secundarios”. Según un estudio publicado en JAMA, en Estados Unidos hay entre 2,9 y 4 millones de consumidores de esteroides, lo cual es una cifra bastante elevada, y se utiliza principalmente entre habituales del gimnasio, culturistas y atletas de toda condición. Los esteroides actúan promoviendo la ganancia de masa muscular a través de un incremento en la proteína que el organismo puede sintetizar.

Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, los esteroides tienen muchos efectos secundarios, sobre todo a dosis elevadas:

- El abuso de esteroides interrumpe la producción normal de hormonas en el cuerpo causando cambios tanto reversibles como irreversibles. Los cambios reversibles incluyen una producción reducida de espermatozoides y encogimiento de los testículos (atrofia testicular). Entre los cambios irreversibles están la calvicie de patrón masculino y el desarrollo de senos (ginecomastia) en los hombres. En las mujeres, los esteroides anabólicos causan la masculinización. El tamaño de los senos y la grasa corporal disminuyen, la piel se vuelve áspera, el clítoris se agranda y la voz se hace más profunda. Las mujeres pueden experimentar un crecimiento excesivo del vello corporal pero pierden el cabello. Con el uso continuo de los esteroides, algunos de estos efectos se vuelven irreversibles.

- El abuso de los esteroides ha sido asociado con enfermedades cardiovasculares, incluyendo ataques al corazón y al cerebro, incluso en atletas menores de 30 años. Asimismo, aumentan el riesgo de que se formen coágulos de sangre en los vasos sanguíneos, lo que puede interrumpir el flujo sanguíneo, lesionando el músculo cardíaco de manera que no bombee eficientemente la sangre.

- El abuso de los esteroides ha sido asociado con tumores hepáticos y una afección poco común llamada peliosis hepática, en la que se forman quistes llenos de sangre en el hígado. A veces, tanto los tumores como los quistes pueden reventarse causando hemorragias internas.

- Puede provocar acné y quistes, así como piel y pelo grasiento.

- Entre sus efectos psicológicos, también pueden provocar dependencia, furia, agresión, manías o delirios.